GANAR, GANAR… OPORTUNISMO
24 de febrero - 2020

Béjarano y Padierna no son personajes de fiar, por el contrario, carecen de capital político en Tlaxcala y más bien tratan de colgarse del trabajo de otros, antes andaban montados en la estructura de Santiago Sesín, quien terminó por pintar su raya, desmarcarse de la pareja y mantenerse en el PRD

Por Edgardo Cabrera

Dolores Padierna y su esposo René Bejarano le juegan a ganar, ganar… o mejor dicho, están del lado del oportunismo político.

Lo anterior viene a colación porque este domingo el tristemente célebre “señor de las ligas” estuvo en Tlaxcala donde convocó a una rueda de prensa en la que se hizo acompañar del senador Joel Molina, quien no quita el dedo del renglón de ser candidato a la gubernatura por Morena.

Aunque el pretexto fue promocionar su agrupación denominada Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), cual prestidigitador habló de la política local y anticipó que los partidos que conforman la 4T ganarán las elecciones en el 2021. 

Además del senador Molina, Bejarano presumió a otros políticos tlaxcaltecas con los que su organización política tiene relaciones, entre ellos el diputado local Miguel Ángel Covarrubias, quien por cierto también manifestó su interés por ser candidato a la gubernatura, aunque por el PT.

De igual forma apareció el alcalde de Panotla, Eymard Grande Rodríguez quien se enfila hacía la competencia por la diputación local. 

Otro que también estuvo fue el regidor capitalino y lorenista Víctor García Lozano, quien paradójicamente el año pasado pretendió infructuosamente reventar el proceso de renovación de la dirigencia estatal de Morena en el segundo distrito federal, y orquestó una campaña sucia en contra de Joel Molina.

DOBLE JUEGO

Y la realidad es que no sorprende el juego político de este personaje que navega con la bandera de la cuarta transformación, máxime cuando su esposa, la diputada federal Dolores Padierna, también abiertamente anda operando a favor de Lorena Cuéllar, su ex compañera de legislatura en el senado.

En su más reciente actuación, Padierna habría amagado a los legisladores tlaxcaltecas con no jugarle a las “contras” a su amiga y volcarse a apoyarla en su adelantada campaña por la gubernatura, amén de proclamarse su operadora política.

Hablamos, por tanto, de que Béjarano y Padierna no son personajes de fiar, por el contrario, carecen de capital político en Tlaxcala y más bien tratan de colgarse del trabajo de otros, antes andaban montados en la estructura de Santiago Sesín, quien terminó por pintar su raya, desmarcarse de la pareja y mantenerse en el PRD.

Ahora han encontrado varios salvavidas para meterse al proceso de Tlaxcala y negociar posiciones, a cambio la pareja de las ligas ofrece “bajar” recursos federales sin precedentes a quienes les abran la puerta, y por supuesto, “catapultarlos” a la victoria, ¿en verdad necesitarán de ellos?

EXHIBIDA

A colación del 2021, pésima resultó la estrategia de quienes “asesoran” a Lorena Cuéllar en materia de comunicación y prensa.

Luego de que Gentetlx revelara que se le inició un proceso sancionador por desviar los programas sociales para promover la imagen del presidente (incluso que como consecuencia de esto recurrió al TEPJF para tratar de librar el castigo) pretendió desestimar nuestra información y asegurar que era falsa.

Sin embargo, la dejaron en ridículo una vez más, los estrados del Tribunal Electoral son claros y confirman lo informado oportunamente, ahí está su nombre y cargo, y también es cierto que busca desesperadamente librarse de la amonestación del órgano interno de control de la Secretaría del Bienestar.

En tanto no la exculpen de las acusaciones, la delegada es considerada infractora electoral, así de simple.

Bejarano y Padierna le juegan a ganar, ganar… mientras el señor de las ligas va con Joel, la señora Dolores está operando para Lorena, así o más oportunistas 😆

Posted by gentetlx on Sunday, February 23, 2020