El chef
22 de noviembre - 2017

Por Edgardo Cabrera

Desde chef hasta promotor turístico, pasando por historiador y difusor tecnológico, así son los personajes que ha encarnado en los últimos meses el delegado de la Semarnat en el estado, Ramiro Vivanco.

Basta revisar su cuenta de twitter para comprobar que el funcionario federal anda en franca promoción personal. Las imágenes que comparte, además de “consejos”, “recomendaciones” y “anécdotas”, buscan posicionar su nombre y las siglas “RV”.

Es claro que estamos no sólo ante una promoción electoral anticipada, sino que trasgrede las normas del servicio público al utilizar su cargo y posición para alentar su imagen, amén de la falta de ética que ello representa.

Recordemos que en días pasado trascendió que Vivanco buscaría ser candidato de Morena a la diputación local en el distrito 10, con cabecera en Huamantla, donde su gran amigo, el priísta Nacho Ramírez busca la reelección.

Por lo pronto, queda claro que en la gran mayoría de las delegaciones federales todos hacen lo que les place, no hay nadie que les ponga un alto en Tlaxcala para que cumplan con el trabajo para el que se les paga.

¿Será?

El diputado local Alberto Amaro dio por hecho que en Tlaxcala será el PRD quien encabece la fórmula al Senado, dijo que junto con otras 11 entidades, el Sol Azteca lleva mano.

Sin embargo no todos dentro del Frente Ciudadano traen la misma lectura del legislador y aspirante a la candidatura a la Cámara Alta, por ejemplo, los panistas se apresuraron a asegurar que no hay nada seguro para nadie, sobre todo luego de que enloquecieran Rafael Moreno y Miguel Ángel Mancera condicionando su apoyo a la alianza “siempre y cuando” exista un método democrático para definir al candidato presidencial.

Sabemos que hasta el cierre de la semana pasada los “frentistas” sí traían un acuerdo y planeaban que el lunes mismo, al registrar la coalición ante el INE, destaparían la baraja de los candidatos en todo el país, sin embargo a la mera hora Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado metieron freno a su plan.

Por lo pronto, Amaro busca mandar señales de que será él quien encabece la candidatura al senado y para ello intensificó su promoción de cara a lo que será su informe de labores programado para el próximo domingo, día que mostrará músculo político.

Irreconciliable

A colación del Frente, nos enteramos que la semana pasada de nueva cuenta se registró un encontronazo entre Carreón, y el suspirante a la senaduría, Serafín.

Resulta que la última reunión formal programada entre las dirigencias estatales partidistas y el PAC de nueva cuenta terminó entrampada ante la posición irreductible de los Ortiz de quedarse con la candidatura al senado.

El encuentro se tornó acalorado cuando Carreón enfatizó que, además de contar con registro nacional, su partido ya fue gobierno en el estado y tiene perfiles con buena posición en las encuestas por lo que no están dispuestos a hacerse a un lado y darles su lugar en la fórmula.

En respuesta, Serafín revivió las diferencias que llevaron a la ruptura con el PAN hace más de 6 años y le recordó a Carreón que los albiazules llegaron al gobierno gracias a la familia Ortiz debido a que Héctor encabezaba todas las encuestas en tanto que los azules no tenían ningún cuadro competitivo, es más, le pico la cresta al decirle que “antes de esas elecciones Acción Nacional no era nada” en el estado.

Como era de esperarse, ni uno ni otro se aguantó, por lo que cada cual se fue a acusar con su jefe político.