CdMx. Restringen visitas y comunicaciones a Gordillo
14 de febrero - 2018

Fuente: EL FINANCIERO

La PGR argumentó que la ex lideresa ‘realizó un uso desmedido de medios de comunicación que tiene a su alcance’ y recibía hasta 10 personas al día.

Alberto Elías Beltrán, titular en funciones de la Procuraduría General de la República (PGR), confirmó que un juez federal impuso nuevas restricciones a Elba Esther Gordillo, principalmente en el tema de visitas y comunicaciones durante su prisión domiciliaria que cumple en su departamento de Polanco.

“Tenemos la obligación de revisar que se esté dando cumplimiento a las medidas determinadas por la autoridad judicial, se hizo una revisión, se hizo una valoración, y se presentó una promoción ante el Juzgado y el juez acordó establecer nuevas medidas cautelares”, dijo en breve entrevista.

De acuerdo con el documento que la PGR presentó ante el juez Sexto de Distrito de Proceso Penales federales, Alejandro Vertiz Caballero, se advierte que Gordillo Morales realizó un uso desmedido de medios de comunicación que tiene a su alcance, esto es llamadas telefónicas y acceso a comunicaciones vía internet, ilimitadas.

Estimó que esta situación “podría desestabilizar” la paz y seguridad del Estado mexicano “por eso resulta imperioso que se establezca un régimen de control de comunicación para dar cumplimiento de forma adecuada a la medida de seguridad concedida en su momento y evitar un descontrol que permita perder el sentido y la esencia de la prisión preventiva domiciliaria”.

Junto a la restricción a comunicaciones, el juez impuso un nuevo régimen de visitas, pues según la PGR recibía hasta a 10 personas, sin importar parentesco.

Ahora sólo podrá recibir a su abogado, médicos tratantes y familiares. La lista se redujo considerablemente y la ex dirigente magisterial tendrá que entregar identificaciones oficiales, números telefónicos y domicilios particulares de quienes la visiten.

Dichas medias fueron emitidas el martes por el mismo juez que concedió en diciembre, la prisión domiciliaria, debido a una serie de padecimientos crónicos.