Eso lo dijiste tu, no yo: Servicio de niñeras a municipios
17 de enero - 2018

Por Alfredo González Coronel

La figura del patriarcado gubernamental sigue más que vigente y presente en todos lados, el famoso “papá gobierno” sigue estando obligado a dar y proveer todo a una demandante sociedad que quiere las cosas “peladitas y en la boca”… la sociedad mexicana y tlaxcalteca quiere que le den por lo que tiene y lo que no, que se le de un subsidio por que trabaja y no tiene, o por que no era, por si llueve o si no, por todo y nada siempre se le exigirá, caso contrario en aportar, todo pretexto será bueno para evitar el pago de impuestos y servicios.

Y entre los niveles de gobierno la cosa no dista mucho, los municipios son buenos para exigir, para pedir el apoyo y respaldo del estado, más no así para cumplir sus obligaciones y responsabilidades que van más allá de simples pagos, pues se les olvida que al final del día sus demarcaciones tienen necesidades básicas que, aclaro, no son capaces ni tienen la disposición de atender.

Basta con ver lo que sucede día con día, las demandas de la población que pide seguridad, servicios municipales, abasto de agua o diversos temas como mantener la paz en sus territorios.

Y es justo ahí donde dependencias como la SEGOB y su titular se han convertido en las niñeras de todos estos alcaldes incapaces de afrontar su realidad, el estado tiene que entrar al quite ante la incapacidad de los ediles para resolver problemas que en muchos de los casos sus propias acciones o decisiones causan.

Lo que sucedió en Ixtenco y que ocasionó momentos de violencia, vandalismo e ingobernabilidad es causado por el propio alcalde, al igual que una interminable lista de problemas sociales que controvertidas acciones y decisiones causaron, problemas que por supuesto los alcaldes no pudieron ni quisieron resolver.

La razón es sencilla, no es que no exista disposición o mecanismos para hacerlo, exista capacidad o no, eso no lo sé… lo que sí sé es que siempre será más cómodo la metodología típica mexicana, que lo solucione otro o que lo haga otro… en este caso la súper niñera de la SEGOB.

La dependencia que encabeza Anabel Alvarado debe hacer acciones de concertación y conciliación en esos conflictos locales pero de manera COMPLEMETARIA, como un refuerzo a lo realizado por cada uno de los alcaldes, más no como madre de adolescente problemático que debe lidiar con los profesores o la autoridad por los actos de su crio, debe dejar de ser su pilmama, ¡que se corte el cordón umbilical!

Mismo caso para la seguridad, la ya de por sí ahogada Comisión Estatal de Seguridad tiene suficientes problemas en lo interno y con el control de acciones de inteligencia contra la delincuencia, como para hacer las suertes de Seguridad municipal como en Amaxac, literalmente es el caso del alumno que “le hace la tarea al otro” para que no los castiguen a todos… una irresponsabilidad más que solapa el modelo del patriacado público al que estamos tan mal acostumbrados.. ¿A dónde vamos a parar ?.

La ley de Murphy

Como reza ese viejo adagio: lo que puede salir mal, siempre saldrá peor… una dura y costosa lección para el partido rémora de la izquierda en México y Tlaxcala que podría dejarlos en la lona sin siquiera haber contendido aún en el ring electoral de 2018.

Y es que Movimiento Ciudadano ha sido el tema de sobremesa, chacota y mofa en todos lados, niveles y rangos de edad, desde lanzar al estrellato a un niño de origen indígena con una canción que se escucha por igual en televisión, redes sociales, antros y hasta tiendas departamentales, hasta perder su financiamiento público en un chasquido cuando alguien en el TEPJF finalmente se dio cuenta que no tenían que seguir manteniendo a un partido que no merecía no un peso por la mitad.

Como dicen en la jerga popular.. “haiga sido como haiga sido”.. el Haiga no existe, ni las prerrogativas naranjas tampoco, el Verde ecologista se encargó de que la revolución le hiciera justicia a Don Cuco y los naranjas se quedarán sin centavos para su causa, para negociar en el frente y para mermar a sus candidatos, un costo muy elevado por errores del pasado que dejaron a MC sin diputados, con el registro en juego y muy pero muy lastimeros resultados.

Además del sendo escándalo nacional que arrastran por las supuestas imágenes y vídeos que circulan de la pre candidata a la alcaldía de Caborca, Patty Azcagorta, quienes más allá de ser ciertos o no, dejaron en claro dos sendos problemas del partido y la clase política nacional, el que cualquiera sin importar pasado, presente y acciones lícitas o No, puede ser candidato y aspirar a tomar atribuciones y responsabilidad altamente importantes, dejando en manos incapaces las riendas de los municipios, distritos o estados, y la segunda, que los partidos, sobre todo la chiquillada.. hacen lo que sea, y en verdad lo que sea por tener posibilidades de ganar poder, una treta mas que enfermiza y reprobable… y luego nos quejamos que llevan más de 18 años en campaña algunos orates.

Por si no bastara, cuentan por Ahí que don Cuco anda severamente preocupado, pues la rastrillada que le dieron a sus arcas le está mermando sus posibilidades de negociar en el frente, donde como el chinito, podría quedarse “nomas milando” en tanto los ricos de la cuadra se reparten el pastel de las candidaturas.

Para colmo de sus males, aseguran que el asesinato de un importante empresario de Papalotla habría afectado aún más su humor, ¿será que eran muy buenos amigos?, ¿o será que la causa perdió otro benefactor?