El Tlecuile: Migajas de pan
27 de Marzo - 2017

Por José María Paz

En un futuro inmediato, el PAN enfrentará el proceso de renovación de su dirigencia lo que conlleva a selección de candidatos para el proceso local, federal y desde luego la candidatura a Presidente de la República.

Y los panistas tienen dos opciones; una, la que representa la senadora Adriana Dávila quien ha formado un grupo que se ha apropiado del partido y ha alcanzado posiciones invariablemente por la vía plurinominal; nadie, ninguno de sus cercanos ha ganado nunca una elección.

Dávila Fernández es perseguida por un pasado político francamente demoledor; ha participado en cuatro elecciones y ha perdido las cuatro, incluyendo dos a la gubernatura primero quedando en segundo lugar y en la reciente en tercero.

En cada elección que participa sus coeficientes de votación bajan.

Ahora, producto de viejos favores recibidos por parte del ex presidente Felipe Calderón, en retribución apoya a la insípida y aburrida Margarita Zavala quien busca emular a su esposo a pesar de los muchos mensajes en contra de las parejas en el poder.

Por el otro lado están los panistas que han encontrado cobijo con el ex gobernador Rafael Moreno Valle quien al igual que Adriana Dávila ha participado en cuatro elecciones aunque con la diferencia de que las ha ganado todas.

Su equipo en Tlaxcala es liderado por Aurora Aguilar, una aguerrida tamaulipeca que ha sabido colocarse en las altas esferas azules incluyendo la del exgobernador.

Rafael Moreno Valle es el más serio aspirante a la candidatura presidencial por el PAN, de alcanzar la candidatura ¿Adriana Dávila y sus secuaces se le unirían? Creo que no, la soberbia e inmadurez son sellos distintivos de la Apizaquense.

MAFIA Y NEPOTISMO

Buena broma la “Democrática Elección” en la Asamblea Estatal del Partido Alianza Ciudadana (PAC) donde ¡Oh sorpresa! el ex gobernador Héctor Israel Ortiz Ortiz fue reelecto como presidente del Consejo Mayor, y Serafín Ortiz Ortiz seguirá en el cargo como presidente del partido ambos para el periodo 2017- 2020.

Bien organizada la mini mafia de esta familia que por décadas ha saqueado la UAT para mantener una estructura de poder que abarca hasta este remedo de partido político. Pobre universidad, pobres estudiantes. ¿Hasta cuando?