Detiene la policía en el Arco Norte a trío de maleantes
16 de Febrero - 2017

Por Manuel Amador

La concentración de un número considerable de trabajadores del volante y sus herramientas de trabajo -taxis-, frente a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJE) en la Región Norte con sede en Apizaco, enmarcó la detención de 3 personas que horas antes habían agredido a un colega suyo en la carretera concesionada Arco Norte.

Taxitas provenientes de Tlaxcala, Santa Ana y Texmelucan, en respuesta al llamado vía CB llegaron al complejo de seguridad en Avenida de las Torres ubicado en Jardines de Apizaco, ya que al parecer los detenidos (dos hombres y una mujer) podría ser los mismos que el día anterior (martes) atraparon de forma violenta a un ruletero de Chiautempan, a los que exigían encarar para de ser necesario proceder en consecuencia.

Y es que a eso de las 20:30 horas, el Servicio de Emergencias 911 liberó la alerta general a todas las corporaciones policíacas, ya que sobre el Arco Norte en un punto ubicado entre Sanctorum y Atotonilco, personas no identificadas que habían solicitado un viaje de pronto agredieron y balearon al chofer, que recibió un impacto por arma de fuego a la altura de una de sus pómulos.

Al que después de despojar de su fuente de trabajo y los valores que estaban presentes al momentos de la agresión, lo dejaron mal herido y sangrando a un costado de la cinta de hormigón que integra la pista concesionada, dirigiéndose con rumbo a la ciudad de Calpulalpan, donde en un punto intermedio del trayecto ya eran esperados por efectivos de la Policía Federal (PF) y del municipio de Sanctroum, quienes mediante un operativo bien establecido los detuvieron

A la par de esto, un grupo de taxistas bien organizados ya se estaban moviendo para sumarse al cerco de seguridad en busca de los maleantes con intención de acorralarlos y no dejar posibilidad de que lograrán evadir la acción de la justicia. Mismos (taxistas) que tras la detención se trasladaron a la ciudad rielera en una escolta ciudadana que garantizara el que los detenidos no fueran liberados.

En lo que respecta al trabajador de volante herido, se sabe que fue atendido oportunamente por equipo médico y una ambulancia, que lo trasladó a un nosocomio de cercano para su atención médica mayor, ya que la herida comprometía su existencia y se hablaba de que incluso debería ser intervenido quirúrgicamente, tema que sería subsanado en las próximas horas debido a que supuestamente el seguro no cubría el total de los gastos.

Mientras esta parte de la historia se desarrollaba, paralelamente en Apizaco, sus colegas buscaban la forma de ver de frente a los perpetradores, que según comentarios entre los presentes si coincidían con los que la víspera habían atacado a un taxista de la ciudad sabalera de Chiautempan en una velada que se prolongó hasta las primeras horas de este jueves.

Cuando uno de los compañeros de chofer baleado, se colocó al frente suyo para informarles que lo que se estaban solicitando -de momento- no sería posible, ya que las reformas a la ley brindaban ciertos beneficios a las personas en detención, a los que se les debería garantizar el respeto a sus derechos humanos, lo que obviamente molestó y no dejó satisfechos a los brigadistas de seguridad, que también atendieron esta misma noche otra alerta de atraco de un taxi en La Magdalena.