Ante las mismas mentiras, la misma apatía
28 de Diciembre - 2016

Por Mauricio Hernández Olaiz

Lo que duele más en realidad es la mentira, pero sería absurdo empezar a creer que los políticos no las hacen, es parte de su oficio, de su deber ser, y no es de ahora, tampoco exclusivo de Peña Nieto, la mentira es histórica y tiene enormes aristas y ha sido usada para muchos fines. No obstante las redes sociales se llenan con mensajes recordándonos los twitts y anuncios del presidente de como por fin se habían acabado los gasolinazos, como si al destapar su mentira algo fuera a suceder, muchas mentiras han sido reveladas en el pasado y el status quo se mantiene igual, sin cambio, respirando tranquilo, una muestra de ello es que volvió a ganar el PRI, con las mismas artimañas de siempre.

Aunque me parece profundamente estéril el que nos recuerden sus mentiras, algunos pretextan que se hace porque somos un país sin memoria, por completo amnésico, es cierto, es verdad, el mexicano es pragmático y pronto olvida lo que le duele, lo que lo lacera, prefiere reírse de sí mismo y de sus profundos males, antes con los chistes de barrio, hoy con los memes en las redes, pero todo eso no oculta nuestra realidad, más allá de desmemoriados o burlones de nuestras propias tragedias, somos apáticos, una sociedad por completo inerte ante las adversidades, algunos dirían hasta conformistas.

Es verdad, también en las redes está lleno de propuestas, de acciones a tomar para que de una buena vez el gobierno no haga con nosotros lo que le dé la gana, que no utilice al pueblo para tapar sus errores y desfalcos, para seguir manteniendo su riqueza pese a la caída abismal de los precios del petróleo, la caja chica que ha sido Pemex está casi sin recursos, hay que ver la manera de seguir exprimiendo al erario.

Muchas de esas propuestas suenan lógicas, no sé qué tanto tendrían el resultado prometido pese a ello sin duda valdría la pena ponerlas a prueba, pero mi mayor duda es que tanto el mexicano promedio las pondrá en práctica.

La propuesta es no comprar gasolina los 6 primeros días del año, con ello se podría echar por los suelos la ganancia adicional que el gobierno vía Pemex tendría por la especulación del combustible, me explico. Hoy Pemex cuenta con gasolina comprada al precio anterior, al del 2016, que es de alrededor de los 9 pesos, el precio actual de la magna es de 13.98, un margen a favor de casi 5 pesos por litro, pero al esconderla (por eso tanto desabasto en algunos estados) podrán obtener ganancias de hasta 9 pesos por litro solo para el primer día del año, multiplique por millones de litros a nivel nacional, una fortuna.

Pero si no se consume esa gasolina en los primeros días del año, el gobierno por contrato debe comenzar a adquirir más gasolina (para mantener su tasa preferencial), lo que en términos generales provocaría un sobre abasto, tendría más de la que vende, si la medida se mantiene con días específicos de no consumo, el volumen de litros se seguirá incrementado y deberán forzosamente bajar el precio para poder bajar los inventarios y con ello aniquilando el excedente de ganancia que pretenden los hampones de Peña y amigos para inicios de 2017.

Insisto la media podrá sonar lógica, pero ¿seremos capaces de ponerla en práctica?. Bajo el entendido de que si uno, dos o tres millones de mexicanos lo hacemos, el gobierno se ríe de nosotros, si…esta debe ser una medida que involucre a más del 90% de la nación, debe ser casi todo el parque vehicular del país el que participe.

Si consideramos que solo la ciudad de México cuenta con 5.5 millones de vehículos a gasolina, estaríamos hablando que por lo menos 5 millones de autos en el otrora DF deberían de no comprar gasolina por lo menos en los tres primeros días del año. El último dato registrado de vehículos a nivel nacional realizado por la empresa “Melgar Asociados-Estadística de la Población de Vehículos en México”, nos dice que en el país circulan 34.1 millones de vehículos.

La Clase política, las clases acomodadas y parte del sistema claramente no participarán en este “boicot” (que ahora sí es), pero… ¿el resto?…Entre apáticos, ignorantes, y vale madristas junto a los anteriormente mencionados la medida cae por los suelos, que es casi seguro lo que va a suceder, pues difícilmente 29 millones de auto motores van a dejar de comprar gasolina; ya no solo en los tres primeros días, sino desde el mismísimo primero, con ello la medida por los suelos, eso lo sabe Meade, Peña y compañía, por eso no tienen empacho alguno en hacer lo que hacen.

Se necesita de un país, de una sociedad mucho más organizada, México no lo es aunque ha dado muestras en el pasado de que si lo sabe hacer. Si pudimos hacer de unos XV años de pueblo un evento de magnitud internacional, si pudimos burlarnos de los fracasos del América en su centenario, si le dimos un auto nuevo a Lady WUUUUUU, bien podríamos poner en práctica esta propuesta….pero….yo lo sigo dudando seriamente….finalmente a los XV de Rubí prometieron asistir un millón y medio de los cuales solo llegaron 10 mil, para logar el boicot se necesitan por lo menos 24 millones de vehículos…

Mejor sigamos lamentándonos de la mentira, mantengamos la queja en lugar de la acción, sigamos llenando las redes de memes en contra de Peña Nieto, total él ni las ve, ni las oye, al final solo revisa su estado de cuenta….ahí….ahí siempre gana y  el que ríe siempre es el.