DE OFICIO
26 de junio - 2024

Por Edgardo Cabrera

Una vez más, quienes se dicen representantes de la Iniciativa Privada se erigieron como defensores de oficio del gobierno de la Triste Historia, incluso alentaron el uso de la fuerza pública contra los manifestantes que cierren vialidades.

Resulta que el presidente de la Canacintra Tlaxcala y del Clúster Automotriz del Estado convocaron a una rueda de prensa exprofeso para quejarse de la protesta de los choferes de plataforma que el lunes sitiaron la ciudad capital en exigencia de justicia y seguridad, luego de que son víctimas recurrentes de la delincuencia, pero también, de la impunidad al constatar que los delincuentes salen libres de forma reiterada.

Ambos personajes, mudos ante los reiterados hechos delictivos que golpean a empresarios y ciudadanos, así como por la caída del empleo formal y de la producción industrial, según datos del INEGI y el IMSS, se erigieron defensores de oficio de la mandamás a quien la alentaron a mandar a policías para reabrir vialidades usando la fuerza del estado, presentarles denuncias y frenar las protestas sociales.

Que quede claro, para ellos el estado no tiene ninguna culpa, aunque tardaron casi ocho horas para darles una respuesta a las demandas de los quejosos.

No resulta rara la postura de ambos personajes, y es que entre los flamantes abogados de oficio está un poderoso socio del monopolio transportista interregional de Tlaxcala, también dueño de una empresa dedicada a los camiones de turismo que es usada para el acarreo de gente en los eventos de Morena.

La realidad es que detrás de su defensa del pueblo que se siente ofendido, según ellos, está su interés personal, de grupo oligarca y empresa, curioso que al referirse a los choferes de plataforma no mencionaran, por ejemplo, el nombre de una funcionaria estatal que es dueña de uno de esos negocios de taxis privados y simplemente arremetieran contra los conductores.

MARCAJE

A colación de la manifestación del lunes, llamó la atención que de nueva cuenta se hiciera uso de las cámaras de videovigilancia y el Centro de Comando para estigmatizar a los manifestantes, al tiempo de espiar en tiempo real a los líderes.

Una de las imágenes subidas por el C5i a la página de Facebook de la dependencia gubernamental, fue utilizada para señalar, con flechitas amarillas, a los vehículos que estaban bloqueando el tránsito en el distribuidor vial del Trébol.

Ello significa el amedrentamiento directo del estado contra esos automóviles y sus conductores, y con ello de que los empresarios fascistas hablan de quitar a garrotazos y denunciar penalmente a los manifestantes, ya solo faltaría que en próximos días los primeros en ser castigados sean esos que están señalados con cuatro flechitas por la autoridad.

Por cierto, ese sistema de espionaje del estado denominado C5i resulta inservible para frenar la ola delictiva contra los choferes de plataforma, nunca ven nada, no aportan pruebas contra los delincuentes y menos sirven de estrategia para recuperar los autos y sus conductores, porque varios han terminado plagiados y asesinados.