Cisen interrogó y torturó a detenidos por caso Ayotzinapa; Marina ayudó a construir la verdad histórica: GIEI
25 de julio - 2023

Los integrantes del GIEI acusaron que el Ejército conoció en tiempo real el destino de los 43 estudiantes.

Fuente: MILENIO

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) aseveró que el Centro de Inteligencia de Seguridad Nacional (Cisen) participó en la detención e interrogatorio de involucrados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y que la Secretaría de Marina (Semar) ayudó a construir la “verdad histórica” con torturas, además de que el Ejército pudo conocer en tiempo real el destino de los estudiantes.

Durante su último informe del caso Ayotzinapa, Carlos Beristain y Ángela Buitrago dejaron claro que el análisis de redes de comunicación y de documentos oficiales encontrados hasta el día de hoy demuestra que los jóvenes no tenían nexos con el crimen organizado, y que algunos militares y policías municipales sí estaban coludidos con la delincuencia.

En conferencia de prensa en el Centro Cultural Tlatelolco, los integrantes del GIEI solicitaron a la Fiscalía General de la República (FGR) que requiera a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la entrega de los informes técnicos con los que cuenta, dependencia de la que dijeron ha negado la existencia de las unidades militares que recabaron la información sobre los sucesos del 27 y 28 de septiembre de 2014 y fechas posteriores, y cuyos militares “han ido adecuando a sus declaraciones”.

Carlos Beristain aseveró que el Cisen realizó un puntual seguimiento de los normalistas y que hubo un agente de este organismo en el lugar donde desapareció uno estudiante en la ciudad de Iguala.

“Un testigo protegido identificó a un agente del Cisen por su nombre y su teléfono…El Cisen ha ocultado detenciones e interrogatorios” en los que participó.

Añadió que existe evidencia de la colusión de integrantes del 27 Batallón de Infantería de Iguala, con narcotraficantes, soldados que seguían de cerca a los normalistas, por presuntos nexos con guerrillas.

Por su parte, Ángela Buitrago indicó que la Sedena ha negado la existencia del Centro de Fusión de Inteligencia (CFDI) del cual se han localizado 16 documentos y de otras unidades que contienen la información en tiempo real de lo que ocurrió en Iguala del 26 de septiembre hasta octubre del mismo año.

Por ejemplo, la intervención de comunicaciones donde se hablaba de Gildardo López Astudillo, presunto integrante del grupo criminal Guerreros Unidos, quien ordenó levantar a los estudiantes.

“Se obtuvo la siguiente información…un comandante de la policía municipal de Iguala informó a Gilberto López Astudillo, El Gil, jefe regional de dicha organización delictiva, que la gente que había entrado a Iguala era de Ayotzinapa…tenían 17 detenidos de los cuales informó. Al respecto, El Gil le ordenó que trasladara a los detenidos a la brecha de Los Lobos, por el camino a Pueblo Viejo y le dijera Felipe Flores, director de Seguridad Pública que avisara a su entre compadre…ya les tenía preparada una emboscada”.

Otra intervención corresponde al 04 de octubre de 2014, donde Alejandro Benítez Palacios, El Cholo Palacios, jefe de la plaza en Iguala comentó con Ramón, posible autoridad de Tepecoacuilco

lo siguiente:

“…que ya localizaron las fosas de El Gil, que posiblemente algún policía de los detenidos informó sobre el lugar. Comentan la posibilidad de un arreglo entre el gobierno estatal y El Gil, ya que el 3 de octubre el ministerial le pidió a Ramón y a El Gil para que soltara 10 estudiantes…”, expresó Ángela Buitrago.

Asimismo, Carlos Beristain puntualizó que la intervención de la Secretaría de Marina en el caso Ayotzinapa fue “ilegal” y con torturas participó en la creación de la denominada “verdad histórica”.

“Los miembros de la Marina detuvieron y torturaron a varios detenidos y en base a esa tortura se hizo la llamada versión histórica junto con Seido y la PGR.

“Tuvimos información que, realizaron un operativo de inteligencia de carácter reservado con un grupo especial de inteligencia del que no hemos conocido casi nada, llevando a cabo detenciones y torturas en el que hemos identificado el resultado de muerte de dos personas. Dos personas murieron en esos operativos no se sabe quiénes son… solamente tenemos una fotografía”, aseguró Beristain.