Actores y escenarios: Encadenamiento con el nuevo gobierno
9 de julio - 2018

Por Esteban García

El Gobernador Marco Mena emitió el pasado jueves un mensaje que establece el rumbo que tomará Tlaxcala ante la nueva configuración política en México marcada por el ascenso de Morena.

Fue el primer mandatario estatal que, públicamente, expresó que habrá un genuino encadenamiento con el trabajo del nuevo Gobierno Federal que asumirá el próximo primero de diciembre.

Como titular del Poder Ejecutivo, expresó que el Gobierno del Estado se insertará con éxito, eficacia y respeto mutuo a la gestión de Andrés Manuel López Obrador, por lo que desde ahora buscará construir ese escenario que facilite la relación entre ambos niveles de gobierno. Y en este contexto, entiende que su administración debe trabajar bien.

Para ello, no solo ha dispuesto grupos ejecutivos de trabajo que se encargarán de ejecutar en tiempo y forma las obras y acciones de su gestión, sino un proceso de depuración de la administración pública estatal basado en los resultados y lealtad de los servidores públicos.

“Importa el interés de todos, no el de unos cuantos (…) Fijar la vista en un futuro de estabilidad.  Para eso nos necesitamos todos.  Nadie debe ni sentirse ni estar excluido (…) No es tiempo de ánimos facciosos, mucho menos de ambiciones coyunturales. Precisamente, reconocer el presente, reconocer la nueva condición política de México, exige poner al ciudadano en el centro y como referente único, indispensable, de toda decisión política”, apuntó.

ACABÓ LA CONTINUIDAD.

Por cierto, empezaron las adhesiones a favor del mensaje postelectoral del Gobernador Marco Mena.

Jóvenes priistas se pronunciaron a favor de acabar con las viejas formas de hacer política y volver a lo más alto de la democracia. Y para ello, pidieron la reestructuración del PRI estatal.

Manifestaron su rechazo a los dedazos y el influyentísimo, a fin de romper con los viejos modelos políticos, tal y como lo expuso el titular del Ejecutivo estatal el pasado jueves.

Y en este tenor, hicieron un llamado para que los jóvenes tengan la oportunidad de desarrollarse políticamente, convocando a los liderazgos priistas a que confíen en la juventud como parte de su nueva línea política.

Como parte de su ” proyecto de nación para la juventud”, ofrecieron retomar los problemas de la ciudadanía, ser proactivos y aprovechar oportunidades, no sin antes hacer un ejercicio de autocrítica y llevar a cabo un ejercicio de unificación que permita al Revolucionario Institucional retomar su rumbo.

Justo de eso se trata: no de sentirse invadido ante la incertidumbre y ansiedad, sino de hacer bien lo que corresponde al partido y sus militantes, pero partiendo del merecimiento, porque como dijo el Gobernador: los tiempos de la continuidad, los linajes y los apellidos terminaron, y lo que queda es el mérito de cada cual.

VISIÓN FACCIOSA.

Y ya que hablamos del proceso de adaptación a la nueva geografía política de México, dos visiones se asoman.

La primera es la colaborativa, como la asumida por el Ejecutivo estatal ante el próximo gobierno de López Obrador, y otra es la facciosa, como la manifestada por la senadora electa Minerva Hernández o el alcalde de Tetla, Eleazar Molina, quienes menospreciaron el mensaje del Gobernador por evidentes razones políticas.

De Hernández Ramos no se podía esperar menos, ya que durante la campaña hizo acusaciones falsas contra el gobierno para posicionarse electoralmente, y cuando el PREP le dio ventaja en su cuenta de Facebook escribió: “Desde este momento extiendo mi mano al Gobernador de Tlaxcala, como una aliada en el trabajo en favor de nuestra querida tierra”. Lamentablemente, una vez que tuvo la constancia en sus manos, salió a descalificar a la administración estatal.

Y del edil de Tetla, vale preguntar qué ha hecho de relevante en lo que va de su gestión, de la que solo se conocen los problemas de seguridad pública que aquejan a la ciudadanía y su conflicto con los regidores por la distribución a modo del presupuesto municipal.

Lo que a ambos panistas les va a costar trabajo reconocer es que la economía local sigue creciendo, que el empleo asegurado ha llegado a niveles inéditos y que se está construyendo el Sistema de Becas más grande de la historia en la entidad que apunta a convertirse en el mejor de México, por citar solo algunos avances.