Denuncian pacientes de hemodiálisis del IMSS mal servicio; dependencia acusa injurias
28 de julio - 2015

imss26

Tlaxcala| José Luis Ahuactzin.- Tras el destape del servicio privatizado para hemodiálisis subrogado del IMSS, un grupo de pacientes, encabezados por Guillermo Roldán, denunció la prestación del mal servicio y la presunta complicidad del IMSS ya que ignoran las quejas por el maltrato.

A través de un comunicado, el grupo de pacientes aseguran que «recibimos atención de hemodiálisis por parte de una empresa de nombre Gifyt que nos da muy mal servicio, con poco respeto y la mayoría de las veces sólo nos atienden enfermeras y no hay médicos especialistas capacitados».

Luego aseguran que «las veces que nos hemos quejado ante la administración de esta empresa pues no nos hacen caso y casi nos dicen que le hagamos como sea porque no tenemos otra opción… no se vale es que no tomen nuestras vidas en serio, aunque sabemos que desde hace varios años el Seguro les paga para que nos atiendan…».

Los inconformes explicaron que tras esperar la atención médica, escucharon una conversación en la que involucran no sólo al delegado Ariel Leyva Almenada sino que a un par de empleados de presuntos actos de corrupción.

«Esta semana nos dimos cuenta otro paciente y yo mientras esperábamos la atención, estaban dos personas platicando de que el contrato que tienen se les termina ya este año y no saben cómo le van a hacer para tenerlo de nueva cuenta porque hay otras empresas que también quieren dar el servicio en Tlaxcala y parece que más barato que ellos».

Tras omitir los nombres, el comunicado refiere que en esa conversación escuchada «dijeron que ya tenían arreglado que con 300 mil pesos una persona del sindicato llamada Ismael Bautista, hablaría mal del Seguro, diciendo que se iba a privatizar el Seguro y que al delegado le iban a pagar un porcentaje para darle el contrato a otra empresa. Dijeron que la información de lo que tenían que decir se las pasaba un tal Juan Carlos Gali y otro señor de nombre Gustavo Vergara, que según les entendí, trabajan en la delegación, y que también estamos desesperados, porque no sabemos qué puede pasar con el servicio que recibimos, aparte de que nos tienen amenazados en la empresa si nos vamos a quejar, porque cuando supimos de que fallecieron personas por el mal servicio, hablamos varios pacientes, pero se enteraron los de la administración de Gifyt y a algunos nos amenazaron».

Ante estas acusaciones, el vocero de la delegación estatal del IMSS, Antonio García, dijo que investigarán las acusaciones respecto del mal servicio que denuncian los pacientes para corregir la prestación del servicio, e incluso aceptó que sí tienen el registro de las quejas por lo que las analizarán.

Respecto de la situación de presuntos actos de corrupción negó que al interior del IMSS se realicen ese tipo de prácticas, es más minimizó la denuncia pues no tiene algún fundamento.

Adicionalmente confirmó que para este año la empresa señalada Gifyt se le termina su contrato y que por ello existe una licitación pública nacional, abierta a cualquier empresa, para concursar por la prestación del servicio de hemodiálisis, pero que no hay tal comportamiento para favorecer a alguna en particular.

También confirmó la existencia de los funcionarios del IMSS, pero no dio más detalles.