Mensualmente se realizan en Tlaxcala más de 300 abortos
20 de junio - 2024

Al corte de mayo la cifra superaba los mil 500

Por Selene Sosa

Rosario Texis Zúñiga, directora de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de México (DDESER) Tlaxcala, dio a conocer que, como organización, mensualmente de enero a mayo acompañaron, en promedio, 300 interrupciones del embarazo, superando así los mil 500 abortos.

La también investigadora de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), alertó que la DDESER no es la única organización civil que realiza acompañamiento a mujeres y personas gestantes en un proceso abortivo, por lo que aún faltaría sumar la estadística de otras organizaciones.

“En lo que va de este año hemos tenido un número considerable, sabemos que hay otras compañeras que hacen acompañamientos, pero nosotras somos una de las organizaciones que más casos recibe y ahora estamos recibiendo entre 200 y 300 casos de aborto por mes… estamos hablando de que van mil 500, estamos rebasando los límites”, comentó

En este sentido, Texis Zúñiga aseveró que una de las principales razones es el fallo de los métodos anticonceptivos, pero también la desmedida violencia en contra de las mujeres y niñas por medio de la violación sexual, siendo este el motivo del 40 por ciento de las interrupciones del embarazo.

“La violencia sexual que antes parecía que no pasaba y que es una de las causas que más o menos el 40 por ciento de los casos que recibimos es por violencia sexual, violencia sexual de los padrastros, violencia sexual de los tíos, violencia sexual de familiares cercanos, pero también de las parejas”.

Bajo este tenor, la activista sentenció que no son adolescentes las que más se practican abortos como estereotípicamente se piensa, sino mujeres en edad reproductiva, es decir de 25 a 30 años de edad, y que se encuentran en matrimonio, alrededor del 40 por ciento, las que optan por interrumpir sus embarazos debido al rechazo de maternar o de tener más hijos.

“Las mujeres no están abortando porque quieren, sino porque muchas veces no hay condiciones, sus esposos no tienen empleos, porque ellas tampoco trabajan, por las condiciones de violencia de género o pareja”, acotó Rosario Texis.