AULAS CERRADAS
24 de septiembre - 2020

Por Edgardo Cabrera

Es un hecho, Tlaxcala no regresará a las aulas este año, eso ya se definió por parte del gobierno de Marco Mena, ahora solo resta que la determinación se lleve al Consejo Estatal de Salud y se haga el anuncio oficial en el momento en que la federación decrete el semáforo verde por Covid-19 para la entidad.

Lo anterior viene a colación por las recientes declaraciones del secretario de Educación Pública federal, Estaban Moctezuma, quien adelantó que en un lapso de 15 días podrían regresar a las clases presenciales los estados de Campeche y Chiapas.

El asunto es que en la proyección epidemiológica, ambas entidades se enfilan a alcanzar el semáforo verde por Covid-19, y así se abrirían la totalidad de las actividades tanto productivas como educativas.

Y en esa ruta, la del banderazo verde también se encuentra Tlaxcala, sin embargo, sabemos que el gobernador Marco Mena no está de acuerdo en el regreso a las aulas, la decisión no es fácil, sin embargo ha sopesado que es preferible mantener la educación de forma virtual, a acelerar el retorno a las aulas y que vuelva a ascender el número de contagio y muertos que desde hace semanas viene a la baja, de manera modesta, pero finalmente a la baja. 

SEGUNDO AVISO

Este miércoles el presidente López Obrador lanzó un segundo aviso a los empleados federales para que se separen del cargo si es que aspiran a competir en las elecciones del próximo año.

El primero lo hizo antes de septiembre y fijó como fecha fatal precisamente el noveno mes del año, sin embargo con el reciente anuncio dio una prórroga de 30 días más, por lo que los chapulines podrán tener todo octubre para entregar sus oficinas y presentar su renuncia definitiva.

Para el caso de Tlaxcala son muchos los oportunistas que desde el gobierno federal vienen trabajando su aspiración, la cabeza de todos ellos es Lorena Cuéllar de quien sabemos, la próxima semana tiene audiencia en Palacio Nacional en espera de que ahora sí le acepten la renuncia.

DE MAL EN PEOR

Las cosas no parecen estar bien en el PRD, en lugar de sumar, parece que están tirando al caño a sus activos municipales

Es el caso de Xicohtzinco donde fue impuesta como dirigente Norma Ortiz, algo que no se consensó con el alcalde, pero no solo eso, sino sobre la nueva líder municipal pesan señalamientos de “oportunismo”, al utilizar causas sociales, como el Banco de Alimentos, para servirse políticamente.

Aún con el señalamiento, mismo que comenzó a circular en redes sociales tras ser designada apenas el lunes, nos cuentan que doña Norma es la carta amarilla para buscar refrendar la alcaldía en las elecciones del próximo año.

Evidentemente las cosas ya empezaron mal y podrían terminar peor, sin el respaldo del alcalde José Isabel Badillo Jaramillo el soñado refrendo de la presidencia no se logrará y, por si no fuera mucho lo anterior, el reluciente y también impuesto dirigente estatal del PRD, Julio César Pérez González, además de mudo, es incapaz de hacer trabajo político y conciliar. 

Por ello no es extraño que el alcalde de Xicohtzinco cada día tenga un pie más fuera del Sol Azteca y que su capital político se ponga al servicio de otro instituto que, nos cuentan, podría ser Morena e incluso el PAN.