DESESPERADO Y TRASGRESOR
28 de julio - 2020

Por Edgardo Cabrera

Juan Carlos Sánchez volvió a violar la normatividad electoral, además de su campaña propagandística anticipada, el viernes cometió otro error, luego de que su esposa promocionara en instagram la entrega de una carta de intención para ser candidato del PAN a la “GOBERNATURA” (sic).

Ante la clara ilegalidad, de inmediato el dirigente estatal albiazul, José Gilberto Temoltzin se desmarcó, y advirtió que la publicación no es “responsabilidad” del PAN, aunque pierde de vista que su partido está en la antesala de una queja electoral ante la irresponsabilidad del suspirante al incurrir en un claro acto anticipado de campaña, similar a otras tantas acciones de promoción, como esos calendarios con su imagen o, ahora, aprovechándose de la pandemia, la entrega de cubrebocas con su logo.

El asunto es muy simple, aún no son los tiempos de precampaña en ningún partido político, y el documento que presumió es un mero formulismo, un trámite administrativo interno que no debía hacerse público; está ante la posible violación a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 125.

Dichas cartas de intención son requeridas dentro del albiazul, especialmente a aquellos que no son militantes para evitar que anden chaqueteando con otras fuerzas, precisamente es el caso de Sánchez quien abiertamente participa en tareas políticas dentro de Movimiento Ciudadano.

La realidad es que el suspirante se puso nervioso luego de que la alcaldesa capitalina Anabell Ávalos oficializara su intención de competir por la gubernatura, no solo eso, días antes la diputada federal Adriana Dávila también confirmó que buscará la candidatura dentro del PAN y que incluso el dirigente nacional, Marko Cortés la tiene dentro de la lista de aspirantes de su partido.

De ahí la urgencia de promoción, sin importar una ves más violar la ley y mentir, algo que es una constante del señor, no olvidemos que aunque se promociona como “no político” y “ciudadano”, en los hechos su actividad empresarial la forjó al amparo del poder con Héctor Ortiz cuando éste gobernaba el estado.

Luego fue diputado local donde ignoró el marco legal y siendo presidente de la Mesa Directiva frenó la llegada de diputados suplentes ante la salida de los propietarios que buscaban la reelección o un nuevo cargo. También mintió cuando empeñó su palabra para iniciar con el proceso para nombrar al Fiscal General de Justicia del Estado.

MÁS MENTIRAS   

Si el señor Sánchez piensa que con las amenazas y agresiones de sus bots, o con invenciones en sus publicaciones en redes sociales frenará la crítica, está mal.

Además de chapucero, evidencia su principal debilidad: la intolerancia. ¿Y así suspira a ser gobernador?

Insisto, desde hace muchos años está metido en el fango de la politiquería, y dentro del gremio periodístico se le recuerda muy bien porque a su paso por el Congreso local fue el autor del cerco, no solamente a la actividad reporteril, sino al libre tránsito y acceso de los ciudadanos al edificio del palacio legislativo con la colocación de los muros de la ignominia, también de unos “lineamientos de acceso” con el que se blindó, así como a sus entonces colegas diputados, para no tener contacto con el pueblo que acude a visitarlos.

Por eso, cuando crítica a los demás, y hasta se avienta las puntadas de calificarlos de políticos de “alcurnia”, «incongruentes» y “corruptos”, simple y sencillamente se muerde la lengua.