DE LA CIVILIDAD A LA IMPOSICIÓN
14 de enero - 2021

Por Edgardo Cabrera

Nos enteramos que la secretaria de Turismo, Anabel Alvarado se alista a dejar la dependencia, será cuestión de días, quizá horas, para que presente su renuncia a la dependencia.

Resulta que en el PRI tienen la intención de imponerla como candidata a la presidencia municipal de Tlaxcala y, pareciera, con ello estarían sacrificando el bastión más representativo del tricolor ante sus aliados en la coalición, quizá esa decisión a quien más favorece es al PAC con Serafín Ortiz.

Aunque no les guste la opinión, pero la aún funcionaria es mala candidata, ya lo vimos en su aventura por el senado donde le ganó Minerva Hernández la primera minoría, aún cuando la panista no traía la maquinaria de algún gobierno. 

Y en esta ocasión tal parece que está destinada a cometer los mismos errores, el principal: la soberbia, y esa es la mayor debilidad de quien podría enfilarse a la candidatura por la capital.

Mire, resulta que apenas el martes le daba cuenta de que cinco aspirantes varones a la candidatura por el Revolucionario Institucional suscribieron un pacto de civilidad, hasta donde tenían conocimiento por pláticas con su partido, el género para el municipio de Tlaxcala correspondía a hombre.

De ahí que Carlos Alberto Sánchez, Pedro Bañuelos, Jorge Antonio Vázquez, Héctor “Panu” Martínez y Antonio Carvajal, se metieran intensamente al trabajo en tierra para ganar adeptos y fortalecer su estructura.

Con la inminente imposición, será tarea de la cuasi candidata evitar la fractura de quienes traen el capital político real, así como la estructura. Ella tendría que sentarse con cada uno de los suspirantes y pactar, pero si pretende, como en la ocasión anterior, que esa parte se la resuelvan en el partido o desde Palacio de Gobierno, se avizora una ruptura. Al tiempo.

MIEDO

Un análisis jurídico serio pretende inyectarles un poco de valor a los diputados locales, quienes han empezado a titubear en el sentido del nombramiento de tres nuevos magistrados ante el vencimiento del plazo de sus funciones de Elsa Cordero y Mario Jiménez, y la negativa del propio Congreso local para que Rebeca Xicoténcatl sea ratificada para un segundo periodo.

Dicho estudio es claro y contundente, el Periódico Oficial del Estado publicado el 3 de diciembre del año 2014 estableció la ratificación de Elsa Cordero y Mario Jiménez por un periodo que comprende del 4 de marzo de 2015 al 3 de marzo del 2021, y no fue combatido legalmente por nadie dicho acuerdo legislativo, por tanto, se consintió.

Se precisa, además, que los actores involucrados fueron notificados del propio acuerdo del Congreso aprobado el 3 de diciembre del 2014 donde se señala específicamente el periodo de su encargo.

De ahí que, aunque algunos mañosos legisladores intentan espantar con el petate del muerto a sus homólogos y cuestionan el procedimiento realizado por LXI legislatura local hace seis años; a los actuales diputados les asiste la razón jurídica al nombrar a tres nuevos integrantes del pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado

El asunto es muy simple, aunque quieran complicárselos, la Constitución Política de Tlaxcala es clara y la publicación en el Periódico Oficial del acuerdo legislativo está firme, de ahí que el Ejecutivo tendría que enviar las ternas correspondientes para cumplir con los plazos marcados por ley.