Capturan a lagarto exótico en comunidad de Tlaxcala
7 de julio - 2024

El lagarto, cuyo hábitat original y zona de distribución es el Sureste Asiático, tiene al menos 1.5 metros de longitud y más de 10 kilogramos de peso

Fuente: EL UNIVERSAL

 Un “lagarto monitor acuático” o “varano acuático”, similar al “dragón de Komodo”, fue capturado dentro de un inmueble anexo a una iglesia por habitantes de la comunidad de Santa Inés Tecuexcomac, municipio de Ixtacuixtla, Tlaxcala.

Se trata de un reptil exótico que tiene hábitat original y zona de distribución en el Sureste Asiático, principalmente en Bangladés, Camboya, sur de China, islas Andamán y Nicobar (India), Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Filipinas y Vietnam.

Pero un ejemplar, de al menos 1.5 metros de longitud y más de 10 kilogramos de peso, fue localizado en la comunidad tlaxcalteca ya referida.

Según un reporte de Protección Civil Municipal, habitantes reportaron el avistamiento del reptil de gran tamaño cuando ingresaba a un inmueble anexo a un templo religioso de la misma localidad.

En respuesta a la alerta de los pobladores, elementos de Protección Civil acudieron al sitio para retirar al animal, y entregarlo a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por tratarse de una especie exótica no originaria de Tlaxcala ni de México.

El lagarto un reptil exótico que tiene hábitat original y zona de distribución en el Sureste Asiático. Foto: especial

El Gobierno municipal de Ixtacuixtla aclaró que el reptil fue capturado por los pobladores, quienes lo depositaron en un contenedor, y su traslado quedó a cargo de Protección Civil. El “lagarto monitor acuático” o “varano acuático” pertenece a la familia Varanidae, puede llegar a medir hasta 3 metros de longitud y alcanzar un peso de 90 kilogramos.

Entre la diversidad de lagartos y reptiles carnívoros, el de esta especie es el segundo de mayor tamaño después del “dragón de Komodo”, también denominado Varanus komodoensis, monstruo de Komodo y varano de Komodo.

Es un reptil semiacuático que se adapta a una gran variedad de hábitats, sobre todo en manglares, pantanos y humedales con altitudes inferiores a los 1000 metros. Está considerado como un animal carnívoro que se alimenta de roedores, pequeñas aves como gallos o gallinas y otras especies de reptiles menores.

Las autoridades manifestaron que se desconoce cómo llegó ese lagarto al sitio donde fue localizado y después de que ningún vecino lo reclamó bajo una legal procedencia y posesión, a través de la Profepa, fue enviado al Zoológico del Altiplano que tiene su sede en el municipio de Apetatitlán.