Malos propósitos
7 de enero - 2015

Sin aún concluir la primera semana los propósitos de años nuevo se fueron al cesto de la basura, refundidos en el fondo gracias a la fuerza de los malos y viejos hábitos, para muestra lo que ocurre en el Congreso. Y al cierre de diciembre los informes por el primer año de labores de los alcaldes pasaron sin pena ni gloria

Mr. Tlx

Arranca el 2015 y con ello el sinfín de propósitos formulados en el marco de las 12 campanadas del 31 de diciembre y el atragantamiento de uvas.

Pero, como suele ocurrir, sin aún concluir la primera semana esas metas se fueron al cesto de la basura, refundidas en el fondo gracias a la fuerza de los malos y viejos hábitos. Para muestra un botón.

En el Congreso local los diputados olvidaron los buenos deseos, la paz y la concordia de la navidad, apenas arrancó el 2015 y los conflictos se reavivaron por la disputa de la Junta de Coordinación y Concertación Política, así como del Comité de Administración.

Y no fue una lucha entre políticos de partidos antagónicos, en su misma casa, o para ser más exactos, de su misma bancada surgieron las inconformidades.

Entre los panistas no se ponían de acuerdo para dejar pasar a Ángelo Gutiérrez como presidente de dicho órgano cameral. Ya desde diciembre habían trascendido los nombres de Julio Álvarez y Roberto Zamora para disputarle la posición.

En el caso del Comité de Administración los priístas también vivieron su propia pugna interna dado el empecinamiento de Ángel Xochitiotzin Hernández por manejar los dineros del Congreso.

Aunque anduvo cabildeando, al final fue designado el también tricolor Javier Vázquez.

Y es que entre sus compañeros existe enojo contra Ángel debido a que en diciembre pasado apoyó a la oposición para ratificar a Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez como magistrado y por darle la espalda al Ejecutivo al no apoyar el programa de reemplacamiento.

congreso6

Entre los propósitos de nuestros diputados, dicho por ellos mismos, es que este año terminen con el aletargamiento legislativo y que el proceso electoral no influya en el trabajo y las decisiones al interior de ese poder.

Ambas cosas no pasarán, de entrada, al interior del Congreso ya se realizan cabildeos para impulsar candidaturas a diputados federales y se cocina el golpeteo en contra de unos y otros.

Así las cosas, los propósitos quedarán sólo en ambiciosos deseos.

Y por otro lado, al cierre de diciembre los informes por el primer año de labores de los presidentes municipales pasaron sin pena ni gloria.

En algunos casos sólo se trataron de meros trámites ante el cabildo y en otros de actos públicos que poco aportaron.

Quizá, en su mayoría, privó el miedo por posibles manifestaciones en su contra dado que en los primeros 12 meses de su gestión no alcanzaron las ambiciosas metas.

Y a colación de los informes, el 14 de enero en el Centro de Convenciones de Tlaxcala Mariano González Zarur rendirá un mensaje con motivo de su cuarto informe de gobierno.

A la ceremonia ya han confirmado varios de sus homólogos, legisladores federales y algunos personajes políticos nacionales, así como empresarios de renombre.

Nos leemos la siguiente semana.