¿CAMBIO CULTURAL?
11 de julio - 2024

Por Edgardo Cabrera

Una más a la cuenta de Jose, ahora resulta que las acusaciones de ejidatarios de Calpulalpan y Nanacamilpa respecto a los presuntos actos de corrupción de los que son víctimas por parte de la Secretaría de Turismo de Tlaxcala son simplemente un asunto de “cambio cultural” que no han entendido estos hombres de trabajo.

Desde junio el grupo mandó una misiva a la gobernadora Cuéllar, en la que además le piden audiencia, luego de enlistar una serie de tropelías por parte de funcionarios de la dependencia que son solapados por la secretaria, como suele ocurrir con la Triste Historia que gobierna, en lugar de darse a la tarea de investigar y escuchar directamente a los afectados, ocurrió lo contrario, fueron ignorados y ahora estigmatizados por “revoltosos”.

Ahí no acaba el asunto, la empresaria Jose, consideró que la imposición del pago para el mantenimiento de una página web de promoción, de dudosa creación y manejo por un particular, así como la obligación para cubrir los gastos de una turoperadora “amiga”, forman parte de un “cambio cultural”, al que “hay que acostumbrarnos”, aunque en ello vayan implícitos actos corruptos que denunciaron los ejidatarios.

Por cierto, en eso de engañar a la población, a su jefa y a la opinión pública, la funcionaria estatal aseguró que en 4 semanas han visitado el santuario de las luciérnagas más de 30 mil personas, en el lugar los prestadores de servicio dicen lo contrario, todo junio fue un fracaso dado que no llovía, apenas la semana anterior empezó el flujo de turistas y se espera que este fin de semana repunte, y no gracias a sus mentada promoción gubernamental, sino al temporal y la labor de los ejidatarios. 

SENSATO

El magistrado Fernando Bernal es de los pocos sensatos del Tribunal Superior de Justicia del Estado que al llegar al término de su plazo dejó en claro que no tiene la intención de litigar su permanencia, utilizando recursos legales para defender su inamovilidad.

Su caso es particular ya que fue designado antes de las reformas constitucionales que establecieron el candado para que los magistrados puedan buscar su ratificación solo por un periodo inmediato y así lograr hasta 12 años de permanencia. Si litigara su permanencia e inamovilidad seguro lo conseguiría, ha dado muestra de su habilidad en el terreno del derecho ya que en su momento peleó al Congreso su negativa a ratificarlo y les ganó, con ello logró su segundo periodo.  

Por cierto, a diferencia de algunos rufianes que tuvieron la toga, y que han peleado su inamovilidad, logrando dentro del pleito haberes de retiro millonarios, Bernal les dio una cachetada con guante blanco a sus ex colegas y a la Triste Historia que le alistaba una campaña de estiércol con tal de que no litigara, porque sabían del alto riesgo de perder.

El magistrado fue el primero y único que en su momento se declaró abiertamente simpatizante de Morena, incluso, en ese lapso que estuvo en el limbo de su lucha contra el congreso para ser ratificado, fue propuesto por ese partido naciente como candidato, irónicamente fue el más castigado por los arribistas priístas y panistas que invadieron el partido guinda y se pusieron de tapetes con la mandamás, incluida aquella que fue impuesta por Mariano y que pensaba que por zalamera repetiría como presidenta del poder judicial.