Contla de Juan Cuamatzi recibirá nuevo campus del IPN, pero los servicios públicos continúan en la sombra
5 de julio - 2024

Deficiencias en servicios públicos obstaculizan los beneficios del nuevo campus universitario.

Por Stephany Rodríguez

El municipio de Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala, se prepara para recibir un nuevo campus de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en Santa María Tlacatecpa. Este proyecto no solo promete ser un importante impulso educativo y económico, sino que también enfrenta desafíos significativos que requieren atención inmediata.

Las autoridades municipales y estatales han avanzado en un 80% las negociaciones para adquirir seis hectáreas de terreno en el barrio de Cuba, cerca de la Facultad de Diseño, Arte y Arquitectura de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx). Con una inversión estatal que supera los 100 millones de pesos para la primera etapa de construcción, se espera que el proyecto esté finalizado para noviembre. Esta colaboración demuestra un compromiso firme con la educación, aunque persisten desafíos críticos que no pueden ser pasados por alto.

Las deficiencias en los servicios públicos como alumbrado insuficiente, calles en mal estado y un sistema de transporte deficiente representan desafíos significativos tanto para los futuros estudiantes como para la comunidad en general. La instalación de un nuevo campus universitario sin una infraestructura adecuada podría limitar los beneficios potenciales que este proyecto podría aportar.

«El entusiasmo por el nuevo campus del IPN es comprensible, pero debe ir acompañado de una visión integral que incluya el mejoramiento de los servicios públicos», comentó un residente de Contla de Juan Cuamatzi.

Para transformar efectivamente este municipio en un centro educativo de excelencia, las autoridades deben enfocarse no solo en la construcción de nuevas instalaciones, sino también en mejorar la calidad de vida de los residentes actuales. Una infraestructura adecuada no solo beneficiaría a los estudiantes y académicos del nuevo campus, sino que también revitalizaría la economía local al mejorar el acceso y la movilidad, atrayendo nuevos negocios y generando empleos.

En las redes sociales, los comentarios reflejan preocupaciones sobre la capacidad del sistema de transporte actual para manejar la expansión educativa. «Ojalá así mejoren sus servicios de transporte que son pésimos, si así no se dan abasto con los de la UATx no me imagino con otro campus». «Y además que no hay nada», expresó un usuario.

El  IPN en Contla de Juan Cuamatzi depende no solo de la construcción física, sino también de la capacidad de las autoridades para abordar estos desafíos críticos y mejorar la calidad de vida de todos los residentes.