Baches en Tlaxcala: un problema que pone en jaque a conductores y ciudadanos
3 de julio - 2024

Por Stephany Rodríguez 

En los municipios tlaxcaltecas de Tlaxcala, Santa Ana Chiautempan, San Pablo Apetatitlán y Contla de Juan Cuamatzi, los baches se han convertido en un dolor de cabeza para conductores y residentes por igual.

En la avenida Vicente Guerrero de la capital de Tlaxcala, un bache de gran tamaño ha estado presente desde hace algunas semanas, cubriendo casi todo un carril. Este bache, que frecuentemente se llena de agua de lluvia, pasa desapercibido para los conductores que, a pesar de intentar esquivarlo, suelen caer en él. Esta situación puede causar daños significativos a la suspensión de los vehículos, aumentando el riesgo de accidentes y elevando los costos de reparación para los automovilistas.

Santa Ana Chiautempan no se queda atrás. En sus principales calles, como J.M. Morelos Pavón, el Ferrocarril Sur y Norte, la Avenida La Paz y la Avenida Ignacio Picazo, los baches son una constante. En estas áreas, es común ver a personas solicitando dinero a cambio de tapar los baches, mientras que la antigua estación de tren permanece en total abandono, con maleza y falta de mantenimiento evidentes.

San Pablo Apetatitlán también sufre de este problema. En las calles E. Zapata, Máximo Rojas y Juan Cuamatzi, los baches y el deterioro vial son una preocupación constante para los residentes y conductores.

Finalmente, en Contla de Juan Cuamatzi, la situación es igual de crítica. En la calle Juan Cuamatzi, los baches mal reparados y el deterioro general de las vías son la norma. Los ciudadanos expresan su frustración, especialmente en la calle de entrada a Contla, frente a una de las fábricas. Aquí, el constante paso de transporte público y trailers de la fábrica Providencia han dejado la calle en un estado deplorable, llena de baches que parecen más pozos.

La presencia de baches en estos municipios no solo afecta la calidad de vida de sus habitantes, sino que también pone en riesgo la seguridad vial y aumenta los costos de mantenimiento de los vehículos. La ciudadanía clama por una respuesta efectiva de las autoridades para solucionar este problema que, día a día, se agrava más.