Tren Maya: acusan desplazamiento de especies… ¿qué significa eso?
15 de mayo - 2022

La Selva Salva denunció que ya ha comenzado el desplazamiento de especies de la selva de Quintana Roo debido a la construcción del Tren Maya.

Fuente: PROCESO

Como si las críticas al Tren Maya no fueran suficientes, ahora la organización La Selva Salva ha denunciado el desplazamiento de especies debido a la construcción del Tramo 5 sur en Quintana Roo de la obra insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A esta denuncia, se suman las realizadas por el colectivo Sélvame del Tren  sobre el riesgo que la construcción del Tren Maya ocasionaría para los ríos subterráneos, los cenotes, la flora y la fauna en la selva de Quintana Roo y que ha llevado a suspender temporalmente la construcción del Tramo 5.

La demanda de que el proyecto se suspenda definitivamente se fortalece entre los ambientalistas que en días recientes han notado un desplazamiento de especies hacía las carreteras y asentamientos urbanos del estado, provocados por el tren, pero ¿que es esto?

¿Qué es el desplazamiento de especies denunciado en el Tramo 5?

De acuerdo con Tim Doherty, ecólogo de vida silvestre de la Universidad de Sydney, el desplazamiento de especies puede ser ocasionado por alteraciones mínimas a los ecosistemas de los animales, sobre todo, por el desarrollo urbano, como la construcción de carreteras.

Este movimiento de los animales puede conducir a una reducción de la aptitud animal, menores posibilidades de supervivencia, menores tasas de reproducción, aislamiento genético e incluso «la extinción local”.

Doherty llegó a la conclusión de que las modificaciones del hábitat obligan a un cambio del 12 por ciento en el movimiento de las especies.

El especialista pone como ejemplo a las zarigüeyas de cola de cepillo (Trichosurus vulpécula) en Victoria, Australia, que se movieron un 57 por ciento más en áreas divididas con carreteras en comparación con grandes bosques.

«El movimiento es fundamental para la supervivencia de los animales, pero puede verse interrumpido por perturbaciones humanas. Los animales adoptan mecanismos de comportamiento para adaptarse a la actividad humana, como huir o evitar a los humanos, viajar más lejos para encontrar comida, parejas o un nuevo refugio para evitar a los humanos o depredadores», explicó Doherty.