Justicia equitativa
18 de enero - 2022

Por Fernando Tamayo

La semana pasada la Procuraduría General de Justicia del Estado dio a conocer la detención del probable responsable del fallecimiento del ex legislador local Omar Milton López Avendaño, quien trágicamente fue encontrado muerto en la víspera de Navidad, lo anterior, en caso de tratarse de otra persona sería de celebrar y reconocer cómo una acción clara y contundente de parte de la dependencia como compromiso para dar justicia pronta y expedita a todo tlaxcalteca que así lo requiere.

Lamentablemente para la actual administración el tiro salió por la culata. Y es que no solo la forma y el tratamiento que se le dio a dicho asunto a dejado muchas cosas en el tintero. En primera instancia, fuentes al interior de dicha dependencia, difundieron imágenes de la forma en que su cuerpo fue hallado sin anteponer la ética y el profesionalismo, las conclusiones fueron todas y de todo tipo, desde que se trató de un crimen pasional hasta una cuestión de ajuste de cuentas.

Ahora que se da a conocer la detención del probable responsable, de nueva cuenta el enemigo en casa de la Procuradora hizo lo propio, premeditadamente, se “filtró” la imagen del detenido dejando aún lado la presunción de inocencia que hoy tanto protege el nuevo sistema penal acusatorio y dejó entrever que todo redundaba en un asunto político.

Sin embargo más allá de eso, es de resaltar la velocidad con la que se actuó en el ámbito de la investigación del delito, lamentablemente, y por la naturaleza del mismo, se actuó con celeridad, situación que no acontece en la mayoría de actos delictivos que se viven en la Entidad.

Qué tipo de pensamiento y sentimiento tendrán todos aquello que han sido víctimas de delitos al observar que cuando se trata de un hecho donde se involucra a un actor político el aparato gubernamental se aceita como si se trata de un motor de fórmula 1.

Debe reconocerse la labor de la Procuraduría, desafortunadamente, se espera que tanto en este hecho del sencillez fallecimiento del ex legislador como en todos los demás los responsables de administrar justicia actúen con la misma prontitud. No es que esté mal dar solución a lo acontecido al finado panista, sino que la justicia debe aplicarse a todos sin distingo, pues por lo menos en estos momentos, los tlaxcaltecas no que exigen es atención de parte de la autoridad.

Esperemos que así como se actuó en el caso del fallecimiento del ex representante popular se actúe en todos los demás ámbitos, de ser así, la Procuradora trascenderá como una funcionaria comprometida con su responsabilidad de manera cabal. Al tiempo.

Desde la barrera

La corrida de toros realizada el domingo pasado sirvió para dejar en claro que algunas autoridades no comprenden la importancia de la tauromaquia en la Entidad. Para todos aquellos que nos jactamos de disfrutar de la fiesta brava resultó lamentable lo observado el fin de semana. La corridas de toros es el capítulo final de una industria que tantos empleos genera en Tlaxcala, más allá de la discusión sobre lo taurino debemos tener claro que se trata de una actividad económica prioritaria. Quien no lo entienda así deja en claro que no conoce la historia y cultura tlaxcaltecas.

“Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx”