GRACIAS…
13 de enero - 2022

Por Mauricio Hernández Olaiz

Esta VEZ no escribiremos sobre lo habitual. Ya habrá tiempo para ello, la vida no se detiene y menos la información. Esta vez dejaremos pasar algunos temas coyunturales de gran controversia para darle paso a la gratitud.

En verdad quiero que este espacio sirva para agradecer a todas y cada una de las personas que se dieron un tiempo para dedicarme bellas palabras con motivo del triste fallecimiento de mi esposa Sandra Karla López Ayala.

Han sido días, horas, minutos, segundos muy difíciles, pero cada palabra que me hicieron llegar, incluso personas de las que no tengo el gusto de conocer, sirvieron para mitigar mi profundo dolor. Gracias por ello.

Ella se ha marchado dejándome un profundo vacío. Pero me consuela saber que ya no hay dolor en su cuerpo ni en su corazón. Libró una dura batalla contra el cáncer de mama, enfermedad tan desdeñada en México y que cobra la vida de miles de mujeres al año.

No puedo dejar de pasar mi enfado por las acciones del presidente López Obrador, quien al retirar los apoyos al FUCAM, dejó en vilo tratamientos a cientos de mujeres con este mal, una de ellas mi propia esposa. Mucho que hacer y trabajar en la materia, pero claramente este gobierno de la 4T no lo hará, pues no le importa, provocando todo un feminicidio asistido.

Sandra tuvo la valiosa oportunidad de cerrar ciclos, despedirse de todos sus seres queridos, recuperar añejas amistades y no quedarse con nada. No obstante no deja de ser triste que tal vez en otro lugar hubiese ganado la batalla.

Reitero mi gratitud a todos por su consuelo y solidaridad. Especialmente a aquellos que estuvieron más cerca y que no nos abandonaron jamás, en ningún sentido.

Claro estoy que la vida sigue, aunque nos cueste retomar el camino. Pero el tiempo será, como en casi todo, la mejor cura.

La semana que entra retomaremos nuestro análisis sobre lo que pasa en nuestro estado, pues hay mucho que comentar, pero por lo pronto me quedo con lo fundamental, darles las gracias a todos ustedes.

De corazón.

Sandra, “ahora que eres un recuerdo, mi memoria será mi mayor tesoro”. Te amo

@olaizmau