TIMADOS
22 de octubre - 2021

Por Edgardo Cabrera

Croquistas le echaron a perder la fiestecita a la gobernadora Lorena Cuéllar y a su secretaria de Turismo, Josefina Rodríguez, la reinauguración del icónico Hotel Posada San Francisco, ahora denominado “San Francisco Tlaxcala” estuvo aderezada por los gritos de inconformidad de los ex trabajadores que acudieron a manifestarse, así como por sindicalizados de Amatech, ambos grupos se dijeron timados por el gobierno estatal.

Para el caso del hotel, se tratan de 32 empleados a quienes les tomó el pelo el gobierno de la “nueva historia”, recordemos que a su llegada se regodearon por el retiro de las banderas rojinegras, lo que no pudo hacer en todo su periodo Marco Mena, en escasos días los morenistas lo consiguieron al levantar la huelga, eso dijeron sus echa porras.

Sin embargo, se valieron de la mentira. La promesa fue recontratarlos tras la reapertura del inmueble y eso no ocurrió, peor, les ocultaron información de la nueva empresa que administra el negocio, algo que, por cierto, tampoco precisaron en su “gran inauguración”, lo que me recuerda cuando en el trienio de Lorena como alcaldesa llegó de la nada una firma para instalar el gran negocio de los parquímetros.

Y el tema dará de qué hablar, pues resulta que la firma a quien se le concesionó el inmueble propiedad del estado se denomina “Corporativo Hotelero e Inmobiliario El Fuerte”, y cuyo gerente será Pedro Romera Sordo, lo curioso es que, con base en una primera consulta en los datos públicos, se revela que fue constituida apenas el pasado 23 de agosto del 2021, carece de sitio web y se ignora su domicilio fiscal y accionistas.

En ninguno de los directores empresariales de los hoteleros consultados aparece dicho corporativo, por lo que se ignora experiencia, solvencia y capacidad para ser favorecida con dicha concesión, algo que debió aclarar el oficial Mayor Ramiro Vivanco y el propio gobierno. 

AÚN MÁS…

La misma queja, del timo, fue con los de Amatech, otros que se dijeron engañados por el gobierno quien, por cierto, se ofreció como mediador con la empresa para levantar la huelga. Una vez más, a la hora de cumplir se llevaron la sorpresa del engaño porque sus sueldos siguen míseros, al menos eso fue lo que le gritaron a la gobernadora.

De ahí que el que sería un día de quinceañera, que incluiría la reapertura a la circulación vial del primer cuadro de la ciudad de Tlaxcala, terminó reducido a una sobria ceremonia a la que, por cierto, no llegó el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco, se tuvieron que conformar con una representante y todo quedó en una fiesta para los cuates.    

¿Y dónde estaba el secretario de Gobierno para atender todo esto?, pues sí, ahí andaba apuntado para que lo viera su jefa, pero fiel a su costumbre, sin resolverle nada, por el contrario.

SIN SORPRESA

Lo dijimos y se confirmó, la terna enviada por la gobernadora para nombrar magistrada llevaba un mensaje claro:  Fanny Margarita Amador Montes, esposa del ex consejero electoral y operador político de Lorena Cuéllar, Óscar Lobatón

Con ello la nueva magistrada se convierte en la única pieza que tiene el lorenismo para imponerla como presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado el próximo año y así con ello tener también el control del poder judicial.

Los diputados locales se cuelgan así una medalla más frente a la gobernadora, a diferencia de los nefastos que los antecedieron que todo lo echaban a perder, la legislatura que comanda Rubén Terán le rindió buenas cuentas a su líder moral, como ocurrió con la procuradora.