Denuncian desvío de recursos en escuela primaria de Acuitlapilco
19 de agosto - 2021

Acusan que la directora no entrega cuentas

Por Selene Sosa

Padres de familia de alumnos inscritos a la Escuela Primaria ‘Miguel Hidalgo’ de la comunidad de Acuitlapilco, denunciaron que la directora de la institución, Graciela Bravo Ramírez, no rinde cuentas sobre la utilización de los recursos económicos por lo que acudirán a las autoridades educativas para que la retiren del cargo.

Los quejosos señalaron que el actuar de la directora es solapado por el Comité de Padres de Familia, principalmente por el presidente, Gregorio Flores San Luis y la tesorera, María Rosario Cordero Lara, quienes permiten que sea ella quien maneje el recurso sin presentar facturas ni justificar los gastos.

‘Se quedó el dinero del curso cuando se cerró la escuela, eran más de 180 mil pesos (…) resulta que de ese dinero ya no hay nada y se justifica diciendo que pagó el internet en este año siete meses que la escuela estuvo cerrada y nadie vino a trabajar’, compartió Viviana Cuatepotzo, una de las inconformes.

Entre otras anomalías sobre el uso de los recursos económicos que son recaudados por medio de la cuota escolar de 400 pesos, los padres de familia también reportaron que desde que los alumnos ingresan a cuarto año escolar, se les cobra de manera independiente una aportación de 40 pesos por alumno para el salario de los intendentes.

No obstante, los agraviados refirieron que las aulas siempre se encuentran sucias, lo cual les genera preocupación debido al regreso a clases presenciales puesto que consideran que los salones de clase no están en condiciones para seguir las medidas sanitarias.

Por ello, solicitan que los encargados de la limpieza Joaquín Juárez Altamirano y Gabriel González Ramos también sean reemplazados, junto con el profesor Enrique Moya Bohorquez, quien por una condición en la garganta ha perdido en gran medida la voz, por lo que, consideran, ‘ya no se encuentra con posibilidades de estar frente al grupo’.

A las situaciones antes expuestas, los quejosos denunciaron que en la lista de útiles escolares también se les piden plumones para el pizarrón, marcador para el docente, un ciento de hojas blancas y 50 hojas de colores, por alumno, lo que consideran un abuso.

Ante estas inconformidades, las madres y los padres de familia ya han tenido acercamiento con la directora, sin embargo, acudirán a las autoridades educativas para que sus peticiones sean atendidas.

Finalmente, adelantaron que, de no obtener una respuesta a su favor, tomará las instalaciones de la primera el próximo 30 de agosto para impedir el ingreso a los alumnos y el personal escolar.