Sedena inició obras del Aeropuerto de Santa Lucía antes de expropiar los terrenos, denuncian ejidatarios
1 de julio - 2021

Las construcciones comenzaron en 2019 y el decreto de expropiación fue publicado esta semana

Fuente: RADIO FÓRMULA

El 28 de junio la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) publicó el decreto que ordena la expropiación de 109 hectáreas de terrenos privados para la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía; sin embargo, las obras iniciaron mucho antes.

Ejidatarios afectados por la expropiación acusaron que el Gobierno federal “hizo las cosas al revés”, porque primero comenzó las obras del aeropuerto y después les informó que se apoderaría de sus tierras.

De acuerdo con Felipe Jesús Arenas Morales, presidente de Unidad de Riego, las obras iniciaron en 2019 y fue hasta 2020 que los propios ejidatarios se acercaron a las autoridades para cuestionarles por qué estaban trabajando en sus propiedades.

“Nosotros nos preguntamos, cómo es posible que apenas salió el decreto y ya ahorita, por acto de magia, están las carreteras, las vías del tren y toda la infraestructura”

“Hicieron el levantamiento y en el 2020 fue cuando nos dimos a la tarea de ver por qué estaban trabajando en nuestro ejido. Ya tenía tiempo que las autoridades amañadas, junto con el Gobierno federal, convinieron sin dar a saber a los demás ejidatarios”, comentó al periodista Humberto Padgett, colaborador del noticiero “Por la mañana” de Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

Luis Alberto Arenas, hijo de un ejidatario, confirmó que “por obra del espíritu santo” aparecieron las construcciones en los predios recién expropiados.

“Eso ya fue obra del espíritu santo (las construcciones), porque ya están los caminos, ya está la carretera hecha, y la expropiación sale ayer (28 de junio)”, dijo.

Por otra parte, reveló que cuando supieron de la expropiación, los ejidatarios acordaron con el Gobierno que les daría locales comerciales para poder salir adelante sin sus tierras, pero hasta el momento no les han entregado nada.

“Ya ni nos toman en cuenta, ya no nos han llamado, ya no hemos tenido ningún acercamiento con las autoridades. Nos ignoraron, nos trataron como pendejos, porque nos engañaron que nos iban a dar algo y no nos dieron nada”, agregó.

Ante las denuncias de los ejidatarios, Humberto Padgett envió un mensaje a la Sedena exponiéndole: “Estuve en la zona de obra con los ejidatarios con planos en mano. Ellos dicen que ustedes construyeron sobre una superficie recién expropiada”.

Sin embargo, la Secretaría de la Defensa hasta le momento no le ha respondido cuál es su posicionamiento.