APAGÓN
15 de junio - 2021

Por Edgardo Cabrera

A sabiendas de que su periodo concluyó, el sábado por la madrugada Cid se mostró de nueva cuenta de cuerpo entero ante la sociedad, es un personaje que encarna no solo la impunidad por la protección de algunos mafiosos del poder (quienes lo sostuvieron en el cargo pese a sus abusos y excesos reflejados en su cuenta pública), sino que en su desesperación por no dejar el puesto recurre a vilezas que no son propias de alguien bueno.

El sorpresivo corte de la energía eléctrica en la madrugada del sábado, cuando se instalaba el Consejo Consultivo, deja constancia del comportamiento porril y provocador de quien debió entregar la presidencia en el primer segundo del 12 de junio al primer visitador, sin embargo, las torpezas del Congreso del estado le abrieron la puerta para chicanear legalmente el asunto para perpetuarse.

Y es que amparado con un juicio de protección constitucional, se aferra a no dejar de servirse del erario para seguir protegiendo a los poderosos y abandonar a su suerte a las víctimas.

Con este contexto, el sábado llegó al organismo y se instaló el Consejo Consultivo y en su primera acción, desconocieron a Cid como titular y tomaron protesta a Florencio Licona Pérez de manera interina, algo que se negó a reconocer el ahora ex presidente quien, desparramado en su silla, no solo se mofó, sino que fulminó con su mirada a los consejeros y representantes de los medios de comunicación que se dieron cita, incluso, sin empacho, amagó con “consecuencias legales” a quienes lo desconocieron.

A punto de consumarse el acto con la firma del acta correspondiente, la primera advertencia llegó, sin más, fue cortada la energía eléctrica solamente en las instalaciones de la Comisión, en el resto de la colonia Loma Bonita no se presentó una falla similar.

En medio de la penumbra (lo que de nuevo retrató su rostro) Cid huyó, y el Consejo Consultivo tuvo que salir a la calle para conseguir luz y poder imprimir el acta correspondiente.  

Su negativa y los actos intimidatorios amparados por quienes aún tienen las riendas del poder en Tlaxcala, simplemente alargan su agonía, por lo pronto, por la vía legal y también legistativa, deberá destrabarse y resolverse la pugna en la CEDH, en tanto no exista certeza y claridad, una y otra parte están al filo de la navaja y podrían ser sujetos de responsabilidad administrativa y penal.   

PENOSO

En lo que constituye una burla más para los diversos sectores sociales marginados históricamente, las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos amanecieron este lunes invadidas por un despliegue de policías estatales con la consigna de salvaguardar el orden y proteger a Cid.

Decenas de efectivos que deberían estar protegiendo a los tlaxcaltecas de la inseguridad, a las víctimas del delito, o velando por la integridad de activistas y defensores de derechos humanos amenazados por los poderosos, se apostaron al interior de las instalaciones del organismo.

La presencia de los uniformados simplemente es un claro acto de intimidación a los consejeros consultivos que el sábado entraron en funciones con la consigna de darle rumbo al ente que durante años ha transitado entre claroscuros… más oscuros que claros.

En el lugar también llegaron varios sujetos con cara de pocos amigos, con ánimos provocadores, los mismos que estuvieron el sábado por la madrugada para flanquear a quien se ostenta aún como presidente.

Es claro que más que ombudsperson, estamos también ante un personaje que hasta en los últimos minutos de su encargo se conduce como opuesto a un defensor de los débiles.