Intolerancia, mala consejera
16 de abril - 2021

Por José Luis Ahuactzin

Mientras que en la casa de campaña del lorenismo siguen enfrascados en la defensa de sus luchas intestinas por las imposiciones de candidaturas, la abanderada por la alianza Unidos Por Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, va pisando talones a la puntera Lorena Cuéllar Cisneros.

Lo que parecía lejano para la alianza del PRI, PAN, PRD, PAC y PS para posicionar a su candidata en el ánimo de la gente, la meta estratégica de campaña era colocar en empate técnico real antes de llegar al debate público entre candidatos.

Ávalos Zempoalteca no sólo se ha ganado el ánimo del electorado por su trabajo y trayectoria personal, sino porque las propuestas son de avanzada, y deja atrás lo que hagan sus contrincantes.

Errores de primaria

Miren, para muestra basta un botón: Lorena Cuéllar Cisneros se deja influenciar por quienes se dicen los grandes ‘estrategas’, que ni son grandes y mucho menos eso que dicen ser; cuando presumió su adhesión de transportistas alguien le pasó mal su tarjeta informativa y al tomarse la foto oficial con los líderes de ese sector, utilizó el lema de la campaña de Anabell Ávalos Zempoalteca, ese que dice: ‘Por la Grandeza de Tlaxcala’.

Por si fuera poco, en una entrevista -ese mismo día de la adhesión- ya entre sus cuates, que por cierto la hicieron tropezar con sus mismas palabras, fue cuando le pidieron ampliará la información que acusa el manejo discrecional de programas del gobierno estatal, y ella dijo que ‘lo único que pido es eso, que haya realmente parcialidad’, ¿O acaso quiso decir imparcialidad?

Lo cierto es que los pleitos no le dejan conciliar el sueño, y menos organizar un enunciado bimembre pese a los discursos que le dan para leer.

De las propuestas ni hablamos porque su campaña está basada en el acompañamiento del presidente de México y sus programas sociales del Bienestar, a la par de desterrar la corrupción, crear la verdadera transformación, y nada más… ¡ah!, y que su gobierno será de puertas abiertas.

Ilusos

Una vez más los ‘líderes’ transportistas evidenciaron no sólo su ignorancia, sino que escucharon lo que querían escuchar en su adhesión al lorenismo, pero en realidad doña parquímetros les dijo en su mismísima cara que revisarán bajo legalidad el tema del transporte vía plataforma digital, de ese que se han quejado desde su existencia y que quieren que desaparezca de la faz de la tierra.

Al igual que fueron recibidos en el Congreso local para ser favorecidos con una ley, por cierto por el diputado de Morena Miguel Piedras Díaz quien era presidente de la Comisión de movilidad y transporte, al final no les cumplió con su reforma para anular el servicio de las plataformas digitales vía aplicación.

Lo cierto es que previo a dicha reforma los transportistas presumieron grandes acuerdos, logros de la 4T, cuando a la mera hora de la votación les dieron atole con el dedo porque en las reuniones privadas les dijeron lo que querían escuchar; una vez más fueron víctimas que caló en la ignominia del grupo social.

“Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx”