Actores y Escenarios: ¡Arrancan!
6 de abril - 2021

Por Esteban García

Arrancaron las campañas en Tlaxcala.

La atención se centra en la disputa por la gubernatura estatal.

Dos son las candidatas con posibilidades reales: Anabell Ávalos, de Unidos por Tlaxcala, y Lorena Cuéllar, de Juntos haremos historia.

Las encuestas son coincidentes: hay empate técnico entre ambas; sin embargo, la ex alcaldesa capitalina muestra una tendencia de crecimiento, y la ex delegada del Bienestar, una condición de estancamiento.

Las candidaturas de ambas son contrastantes: Ávalos es resultado de la unidad, y Cuéllar de la imposición.

La realidad de sus coaliciones también es diferente: Unidos por Tlaxcala goza de cohesión, como resultado del acuerdo y la buena política; y Juntos haremos historia se fractura, principalmente, por la simulación y la opacidad en la selección de candidatos en Morena.

Así arranca la contienda por el gobierno estatal.

UNIDAD Y PROPUESTA.

La candidata de la coalición Unidos por Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, inició sus actividades de campaña el primer minuto de este domingo con un acto simbólico en la explanada de Plaza de la Constitución de la capital del estado.

Ahí, ante simpatizantes y militantes del PAN, el PRI, el PRD, el PAC y el PS, enumeró sus propuestas de campaña, que son: “Crecimiento para tu bolsillo”, “Salud para todos”, “Tlaxcala en paz y seguro”, “Impulso y Apoyo al Campo”, “Compromiso ecológico”, “Gobierno abierto”, “Detonar al Turismo”, “Tlaxcala innovador y conectado”, “Apoyo a artesanos” y “Mejor infraestructura”.

Como lo manifestó, la alianza que abandera implica “un momento histórico para Tlaxcala”, ya que se basa en la unidad y la reconciliación política y, en consecuencia, ofrece apertura a más expresiones política que se suman a su proyecto, como las que vienen de partidos que integran la coalición Juntos haremos historia.

Bajo las medidas sanitarias que han instruido las autoridades de salud, Anabell Ávalos ha salido al encuentro de los ciudadanos en los 60 municipios con decisión, porque entiende que la protección del desarrollo y el crecimiento estatal así lo exige.

INCONGRUENCIA Y FRACTURA.

La candidata de la coalición “Juntos haremos historia”, Lorena Cuéllar Cisneros, optó por una estrategia de campaña virtual que no tuvo el impacto esperado. Parecía buena idea propalar que la salud de las personas es primero, y que ella privilegiaría tal situación sobre la campaña misma. Sin embargo, muy pronto se dio cuenta de ese error, y tuvo que recular, porque finalmente decidió hacer actividades públicas de contacto con la gente.

Lamentablemente, para alguien que representa al partido de la austeridad republicana, la contratación de publicidad en un globo aerostático y un dirigible durante su primer evento público, y la entrega de sombrillas en sus primeros recorridos, evidenció su incongruencia y falta de convicción ideológica.

Además, el discurso que empieza a perfilar, acusando guerra sucia para encubrir actos anticipados de campaña, o destacando la idea de que no le volverán a “robar” la elección, permite anticipar que su equipo de campaña se valdrá de recursos poco éticos para ganar.

Y a la par de esta situación, militantes y simpatizantes de Morena anticiparon que no respaldarán las aspiraciones políticas de Cuéllar Cisneros, debido a su descontento por la traición a los ideales de la 4T, pues sobre la ex delegada del Bienestar pesan señalamientos de haber intervenido para favorecer a sus allegados en los procesos internos de selección de candidatos.

“Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx”