CAMPAÑAS CON COVID
2 de abril - 2021

Por Edgardo Cabrera 

Este domingo arrancan las campañas electorales para renovar la gubernatura y Tlaxcala las empezará con el pie izquierdo; la tercera oleada de contagios por Covid-19 será culpa de la irresponsabilidad de los políticos, pero también de los ciudadanos.

Según los informes de movilidad que elabora el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), tres entidades a nivel nacional incrementaron notablemente su actividad, el primer lugar se lo lleva Morelos, le siguen Coahuila y Tlaxcala, en ese orden.

Y más allá de la fría estadística, basta salir a la calle para corroborar que en la entidad el semáforo epidemiológico es sólo un mito, no importa si estamos en rojo, naranja, amarillo o verde, para la mayor parte de la población el coronavirus se olvidó.

Los parques están atiborrados de gente, en la capital del estado lo mismo se ven familias que grupos de amigos paseando o conviviendo en plena vía pública, en los municipios la cosa no es distinta, en Chiautempan y Apizaco, por ejemplo, nunca se detuvo la actividad comercial.

Pero no solo se trata del relajamiento de las medidas de sanidad por parte de la población, los políticos están haciendo de las suyas, las reuniones masivas no se detienen, vale la pena revisar las redes sociales de todos y de todos los partidos para corroborarlo, a eso obedece también, el crecimiento de la movilidad de la sociedad.

Sobre esto, la propia presidenta del ITE, Elizabeth Piedras Martínez, me dijo el miércoles en entrevista que los aspirantes a un  cargo popular han ignorado el llamado para seguir las recomendaciones sanitarias y prevenir con ello la propagación del virus.

Incluso, ya fuera de la entrevista, no descartó retomar un planteamiento personal que le sugerí en el sentido de convocar a los partidos y candidatos a la firma de un pacto por la salud de los electores y sus familias, así como en elecciones pasadas han existido “pactos de civilidad”, porqué no llamarlos a cuidar de la vida ahora.

Ya veremos si lo hacen, el asunto es que este domingo arrancan las campañas y nadie se ha ocupado de prevenir la tercera ola de contagios por Covid-19.

¿DISCRETAS?

Prácticamente todas las candidatas y el candidato a la gubernatura han asegurado que el arranque de sus campañas proselitistas este domingo de “resurrección” serán discretas, con poca gente y sin actos masivos.

Pero del dicho al hecho, hay un gran trecho, de hecho, un abismo, ya lo vimos con las calenturas por el registro de las candidaturas.

Desde el mitin con miles de personas que realizó Anabell Ávalos, también las reuniones multitudinarias en salones sociales que le organizaron los partidos aliados a Lorena Cuéllar, o la llegada “espontánea” de cientos y cientos de simpatizantes de Juan Carlos Sánchez a su estadio de béisbol.

Las otras candidatas también reunieron a más de 50 personas, incluídos reporteros, en sus respectivos actos, finalmente, era un asunto que no podían dejar pasar por más discreto que lo quisieran hacer.

Pronto vendrán los aspirantes a alcaldes, y es ahí donde se desbordarán las pasiones, pero también el Covid-19, ya lo verán, ojalá y el sector salud, estado y Federación, ya estén preparados para que se atiborren de nuevo los hospitales. Al tiempo.