EL PREMIO
22 de febrero - 2021

Lo que empezó como una “genial” idea para posicionar la imagen de Lorena, terminó en convertirse en el hazme reír del sábado

Por Edgardo Cabrera

En el PAN estatal la traición se premia y la lealtad se castiga, al menos eso quedó claro este fin de semana tras el ascenso de Polvo a la dirigencia, luego de que José Gilberto Temoltzin solicitara licencia por dos semanas en lo que el CEN palomea su listado de candidatos plurinominales a una diputación local.

El secretario general ahora convertido en líder estatal por prelación, nunca ha negado su compromiso e interés con la virtual candidata morenista a la gubernatura Lorena Cuéllar, a quien respaldó hace cuatro años cuando compitió por primera ocasión por el cargo, pero con las siglas del PRD.

El año pasado defendió que su cónyugue esté dentro de la nómina de la delegación del Bienestar, donde mandaba y sigue mandando la ex priísta, ex petista, ex perredista, ex pescecista, y ahora Morena. Por más que Polvo quizo darle vuelta aduciendo la capacidad profesional de su señora y que negara dar una entrevista a este medio, en los hechos ese puesto es cuota política.

Los azules son de memoria corta y, es evidente, el pragmatismo rebasó los principios que tanto pregonan y que incluso restriegan a los otros partidos cuando hablan de los “ideales” panistas, lo que incluye recitar de memoria a su fundador, Manuel Gómez Morín

Ahora, a poco más de un mes de que arranque las campañas, el ala lorenista del PAN con las riendas del partido cobrará revanchas políticas, no pierdan de vista la capital, sino lo ven así los de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, les vienen una serie de autogoles.

A COLACIÓN

En eso del uso faccioso y clientelar de la delegación del Bienestar, la semana pasada se le vio en ese lugar a la representante del PAC ante el ITE, nos cuentan que fue en busca de información.

El encuentro fue con el coordinador inter operativo de Programas Sociales. ¿Qué información le habrá solicitado?, aunque todo indica que la atención se centra en el futuro electoral de la capital del estado.

#HastaQueCumpleAlgo

El sábado causó revuelo en redes sociales el onomástico de la virtual candidata de Morena a la gubernatura, y lo que empezó como una “genial” idea para posicionar la imagen de Lorena terminó en convertirse en el hazme reír del sábado.

Su propia gente empezó a distribuir el hastag #LorenaCumple, y eso sirvió para que sus adversarios le respondieran con el hastag #HastaQueCumpleAlgo.

Sin duda las malas estrategias de su equipo y el pasado le cobra factura a quien, además, en entrevistas, y al echase porras, asegura que la gente la recuerda por su “excelente” trabajo como alcaldesa capitalina, lo que no dice, es que no concluyó el cargo (como en todos por los que pasa) y que lo único por lo que se le recuerda es por privatizar la vía pública para concesionar a una empresa particular los parquímetros y por disfrazar a su cabildo de la vecindad del chavo con ella interpretando a la chilindrina. 

Evidentemente la desesperación en ese equipo va a la alza, tan es así que tratan de apropiarse del discurso y las frases que lanzan desde el búnker contrario, como el de la “unidad”, la cual es inexistente en Morena, o recientemente, el del origen humilde de Anabell Ávalos y las sábanas de seda de Lorena.

En otra de sus desastrosas entrevistas, mintió a la opinión pública al decir que padeció de “dificultades económicas” que la llevaron hasta vender tamales, tomándole el pelo a la población que realmente carece de una oportunidad de un empleo estable y formal, y que menos tienen algo propio donde vivir, a diferencia de quien su fortuna incluye decenas de propiedades y negocios.