Actores y Escenarios: La lucha contra covid-19 no acaba
25 de enero - 2021

Por Esteban García

El trabajo para hacer frente a la pandemia de Covid-19 en Tlaxcala se refuerza.

Ante el aumento de casos confirmados por el relajamiento de medidas preventivas en diciembre, las autoridades han establecido nuevas acciones para restringir las concentraciones de personas, no solo en lugares públicos, sino también en espacios privados.

La intervención de las autoridades en fiestas y celebraciones para suspenderlas, en fechas recientes, ha sido celebrada por quienes, desde el inicio de la emergencia sanitaria, entendieron la importancia de autoprotegerse como mejor medida para cuidar la salud de los otros.

Sin embargo, el hecho de que muchas personas bajan la guardia creyendo que el cambio de fase dentro del semáforo epidemiológico nacional implicaba una disminución en la letalidad del virus demostró ser contraproducente.

Se debe tener presente que el riesgo de contagio sigue vigente, que la emergencia sanitaria no ha terminado, que la participación de la población en las campañas implementadas por el gobierno estatal es la mejor alternativa para preservar la salud.

LA VACUNACIÓN SERÁ POR ETAPAS.

Ciertamente, Tlaxcala ha manifestado interés por comprar vacunas contra Covid-19, y cuenta con la disposición financiera para adquirirlas si hay disponibilidad en el mercado.

Además, tiene una adecuada estructura estatal para apoyar el proceso de aplicación de las dosis, con base en los lineamientos que ha emitido el Gobierno Federal.

No obstante, la población no debe ver esta situación como la solución a la pandemia en la entidad.

Como bien lo ha mencionado el sector salud, la vacunación irá por etapas hasta cubrir a todos los grupos poblacionales.

Hasta ahora, Tlaxcala ha recibido dos dotaciones de 4 mil 875 y mil 950 dosis, respectivamente, las cuales se han aplicado a trabajadores de la salud de ocho hospitales del estado, precisamente, por encontrarse en la primera línea de atención a pacientes y combate al coronavirus.

Al final, este esfuerzo, que involucra la cooperación y trabajo coordinado entre la Federación y el gobierno estatal, se verá cumplido en los próximos meses, en los cuales, inevitablemente, más personas podrían contagiarse.

Es fundamental hacer conciencia de la importancia de usar cubrebocas, de lavar manos y limpiar superficies, de cuidar la sana distancia y de usar habitualmente gel antibacterial.

EL PRESIDENTE Y SUS CONTRADICCIONES.

Ni una persona escapa a la posibilidad de contraer Covid-19. Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que dio positivo a esta enfermedad.

Este caso sirve para reflexionar sobre el ejemplo que algunas autoridades han pretendido dar a la población con poco éxito.

Al inicio de la contingencia en México, el presidente invitaba a la gente a seguir su vida normal, pese a que algunos gobiernos estatales habían optado por acciones como el cierre de negocios y recomendar quedarse en casa. 

Aunque luego corrigió, el llamado del presidente a los ciudadanos en general a no paralizarse y no guardarnos provocó que muchos desestimaran los riesgos de la Covid-19.

Tal situación, sumada al hecho de no suspender sus actividades públicas, a resistirse a usar cubrebocas, y a mantener contacto con las personas hasta este fin de semana, representó una amenaza a la estrategia de salud que dificultosamente ha llevado a cabo su propio gobierno.

“Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx”