FACTOR DE COHESIÓN
19 de enero - 2021

Por Edgardo Cabrera

Luego del anuncio del nombramiento de Anabell Ávalos como candidata a la gubernatura de la coalición “Unidos por Tlaxcala” las estructuras marianistas cerraron filas con ella.

Aunque algunos de los operadores emblemáticos de la época del marianismo ya estaban haciendo labor, entre ellos Ernesto Ordóñez, otros más andaban sueltos esperando certidumbre, misma que llegó este fin de semana por lo que no se hizo esperar hasta algunos tweets de felicitación como el de Mariano González Aguirre

A diferencia de lo que ocurre en Morena con su virtual abanderada, Ávalos se convirtió en factor de cohesión en su partido, uniendo el grupo que se replegó, y replegaron, para darle su propio rumbo a la administración de Marco Mena

Hablamos que, si bien hay comandante dentro del PRI, y ahora timonel dentro de la coalición, los estrategas crecen y detrás traen la experiencia de haber ganado elecciones en circunstancias adversas, amén de tener a la primera gobernadora del estado de su lado, Beatriz Paredes.

REDIL

Entre los que traen un pasado de ganar bajo escenarios adversos está Héctor Ortiz, quien venció al perredismo empoderado por uno de los gobernadores más carismáticos que ha tenido Tlaxcala: Alfonso Sánchez Anaya; pero también al priísmo que en ese momento traía la rienda de Mariano González Zarur, quien 6 años después, también en condiciones adversas, logró arrebatar el poder al gobierno estatal y federal panista.

Marco Mena representó también una lucha cuesta arriba, recordemos que, como ahora, todos daban por un hecho que Lorena Cuéllar ganaría, pero de cero el priísta escaló y, como reza el refrán, caballo que alcanza, gana.

Y para quienes pierden de vista la historia, en la disputa de este año regresan al redil priístas que fueron a conquistar sus proyectos políticos en otras fuerzas, por debajo de la mesa otros que ahora traen la camiseta de Morena comenzaron a hacer labor para Anabell porque están molestos con los engaños de las supuestas encuestas de su partido, ahí no pierdan de vista a los ex gobernadores.

A colación del partido en el gobierno federal, hace un año otro ex priísta le dio el espaldarazo a Ávalos, el decano legislador morenista Porfirio Muñoz Ledo, relegado hoy en la toma de decisiones en la 4T por el grupo de Mario Delgado y Marcelo Ebrad, pero no así en su labor política.

El terreno se pone interesante frente a la también ex priísta Lorena de quien ya conocen sus mañas para operar, no por nada se crio y formó en ese partido. Al tiempo.