SPRINT FINAL
15 de enero - 2021

Por Edgardo Cabrera

El domingo la coalición “Unidos por Tlaxcala” definirá a su candidata a la gubernatura de entre la priísta Anabell Ávalos y la panista Minerva Hernández.

Aunque parecería bola cantada la designación de la ex alcaldesa capitalina, nada está seguro al día de hoy, habrá que esperar a la sesión de la Comisión de Gobierno Interno de la coalición para lanzar las campanas al vuelo.

Lo cierto es que, como en las carreras, en el sprint final se encuentra la senadora Minerva Hernández, quien no lo quiera ver así estaría en un error.

Nadie puede negar la inteligencia y habilidad negociadora de la aspirante a la gubernatura, no por nada se ha mantenido por años en posiciones de poder, algunas veces en actividades legislativas, otras en la administración estatal y federal.

Minerva levantó la mano y las condiciones le favorecieron, primero por la declinación de la diputada Adriana Dávila para entrale a la contienda (aunque era la que estaba arriba en las encuestas), y luego por la determinación del PAN de postular a mujer para la gubernatura, para cumplir con los lineamientos de paridad establecidos por el INE, con ello se quitó del camino a Juan Carlos Sánchez, el segundo mejor posicionado en las encuestas internas.

Y así, la senadora está en la final y ha realizado algunos movimientos interesantes, que incluso incomodó a los correligionarios de Anabell Ávalos tras la reunión con el líder nacional, pero también a los de casa, quienes se sintieron despreciados por darle preferencia a “Alito” sobre ellos.

Lo cierto es que jugó sus cartas, por lo que será el domingo cuando veamos los resultados de su operación política

Por lo pronto este jueves en el CEN del PAN oficializarán su propuesta frente a la coalición basada en los resultados de dos encuestas; por la tarde de este jueves el PS también hará lo propio.

El Consejo Mayor del PAC ya sesionó el martes, al igual que el PRD, el PRI fue el primer partido en oficializarlo, sin embargo, hasta el domingo estarán abriendo los sobres con los nombres de sus propuestas para hacerlas formalmente, según sus reglas, aunque se sabe que los dos últimos institutos refrendaron a Anabell, pero de los otros tres habrá que esperar.

LA PIRINOLA 

Tras la imposición de Lorena Cuéllar como virtual candidata a la gubernatura por Morena aún no hay indicios de reconciliación y de negociación con sus principales contrincantes, la senadora Ana Lilia Rivera y la empresaria Dulce Silva.

Como en el juego de la pirinola, la ganadora aplicó aquella del “toma todo”, y eso significa que en los hechos solamente sus propuestas de candidaturas avanzan en la misma ruta de la gubernatura, con la imposición vía apócrifas encuestas.

Y eso precisamente ha multiplicado los enconos entre aspirantes, porque la reconciliación y operación cicatriz implica necesariamente repartir posiciones a los adversarios, sin embargo, como la soberbia está del lado de Cuéllar, se percibe la próxima fuga de algunos cuadros que buscarán candidaturas por otros partidos.

No hay que perder de vista la capital, por ejemplo, donde ya se relamen los bigotes algunos ante el rompimiento que esperan en el PRI por la imposición de Anabel Alvarado como candidata, sin embargo, eso mismo ocurrirá en Morena donde todo apunta que le darán prioridad a un varón. Ya veremos qué boquete es más grande y quién lo capitaliza mejor.