LA MEGA
1 de diciembre - 2020

El PRI espera este lunes tener lista su convocatoria para el registro de sus precandidatos a la gubernatura.

Por Edgardo Cabrera

De no ocurrir ningún contratiempo, será este martes cuando cinco partidos políticos suscriban su compromiso para ir en alianza para las elecciones del 2021.

Inicialmente se había planteado el domingo 29 de noviembre como la fecha para presentar la mega coalición entre el PAN, PRI, PRD, PS y PAC, sin embargo, decidieron alargar el plazo en busca de ampliar los alcances de sus compromisos.

Desde principio de noviembre ya estaba planchado el acuerdo por la competencia a la gubernatura, los cinco institutos admitieron la necesidad de ir juntos con un solo candidato o candidata, separados tienen nulas posibilidades de competirle a la otra coalición que encabezará Morena, y a la que se sumarán el PT, PEST y Panal.

Para los de la Mega, el siguiente reto fue alcanzar alianzas para municipios y distritos, mismo que se complicó ante los lineamientos de paridad de género, de ahí que prolongaron las negociaciones con la intención de plantear coaliciones parciales, ya veremos este martes de qué forma competirán.

Es claro que, como en buena parte de los 15 estados que renovarán sus gubernaturas, la elección de junio próximo será de dos proyectos, y no se confundan, ni se trata de conservadores contra liberales, ni del régimen neoliberal contra la transformación, en los hechos es la lucha del poder por el poder.

Quien ahora gobierna el país, Morena, tiene la clara intención de mantenerlo a cualquier costo, no perder control en la Cámara de Diputados y, por el contrario, ampliar su poder en los estados. La oposición, en un intento desesperado, ha pactado alianzas con sus otrora adversarios, es lo único que les queda para no perder sus bastiones de poder.

Por ello, insisto, lo que veremos es la lucha del poder por el poder.

CONVOCATORIA TRICOLOR 

El PRI espera este martes tener lista su convocatoria para el registro de sus precandidatos a la gubernatura.

Como suele ocurrir cuando tienen jefe políticos (como en este caso con el gobernador Marco Mena) el proceso va encaminado a favorecer solamente a uno de sus cuadros, el previamente palomeado.

De ahí que desde el registro comenzará el primer filtro con la suma de la mayoría de adhesiones de los sectores y organizaciones.

Será desde ahí que se reciba la línea para otorgar o negar la firma de respaldo. Con solamente un registro validado, se eliminará la posibilidad de un proceso interno que incluya precampaña. 

Poniéndole nombre, la alcaldesa Anabell Ávalos ya trae amarrada la candidatura, así lo marcan las encuestas y las señales que claramente ha enviado el gobernador.

La cargada priísta la trae la capitalina, ya tiene ganado también al PRD, al PS y al PAC; solamente en el PAN espera su propio proceso interno que dará en automático la candidatura a Minerva Hernández ya que su otro suspirante, Juan Carlos Sánchez ya está descartado por cuestiones de género.

Solo restará ver cómo resuelve Acción Nacional el proceso interno dentro de la alianza, vendrá una encuesta y la mejor posicionada será la que compita contra la candidata de la coalición de Morena.

A estas alturas, pareciera que el resto de los suspirantes que se aventuren de manera solitaria con un partido o bajo la vía independiente simplemente tendrán un papel anecdódico.