PÉSIMA ESTRATEGIA
17 de noviembre - 2020

El vehículo oficial asignado a José Luis Garrido para desempeñar sus labores apareció volcado en la capital del estado, frente al colegio Morelos ubicado en Ocotlán a las 3 de la madrugada del viernes

Por Edgardo Cabrera

En un acto de desesperación política, Noé Rodríguez se equivocó, mandó una mala señal vía un grupo que le es afín, denominado “corriente crítica”, el cual le apostó a la división en caso de que su “gallo” no sea el candidato a la gubernatura.

Su posicionamiento, vía conferencia de prensa, rompe con el acuerdo y llamado a la unidad que pactaron los tres aspirantes tricolores frente al gobernador Marco Mena, apenas unas semanas atrás.

Al momento ni Anabell Ávalos ni Florentino Domínguez han abierto fuego para realizar campaña sucia al interior de su partido y golpear a sus correligionarios.

Sin embargo, el dirigente nacional y su delegado estatal de la agrupación, Genaro Morales Rentería  y Nicolás Martín Delegadillo, pareciera que trajeron el encargo del también dirigente estatal del PRI. Por cierto, escogió para tal fin un grupo débil al interior ya que la denominada “corriente crítica” trae “poco más” de 350 militantes adherentes -dicho por sus propios líderes-, evidenciando con ello su flácido “músculo”.

Y pareciera un acto de desesperación con tal de encarecer la negociación, ante la cargada que trae Anabell Ávalos no solo en el estado, sino de perfiles nacionales. Apenas el fin de semana el presidente de la Federación Nacional de Municipios de México, César Garza Villareal, estuvo en la capital del estado y le ofreció el respaldo de los alcaldes para ‘proyectos políticos-personales’.

Como parte de la cortesía política y del respaldo, ese mismo día la designaron presidenta de la nueva dirigencia de la Asociación Nacional Ciudades Mexicanas Patrimonio Cultural.

Por ello llama la atención que en lugar de sumar, Noé Rodríguez, quien -recordemos- es el dirigente estatal del PRI, permita a los suyos mandar un mensaje de división, pareciera que quiere replicar la guerra sin trinchera ni cuartel que sostienen en este momento las aspirantes morenistas: ¿a quién le querrá hacer el juego?

CAMBIOS JCCP

Con fuerza suena la posibilidad de hacer cambios en la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del estado.

Resulta que crece la molestia en contra de su presidente, José Luis Garrido, ya que aseguran que ha descuidado sus responsibilidades y obligaciones priorizando su agenda personal, social y política.

La gota que derramó el vaso ocurrió este fin de semana cuando el vehículo oficial asignado para desempeñar sus labores apareció volcado en la capital del estado, frente al colegio Morelos ubicado en Ocotlán a las 3 de la madrugada del viernes.

Se trata de un Kia Forte blanco, último módelo, que quedó destrozado, mismo que estaba sin ningún tripulante, aunque minutos después de forma sorprendente llegó el diputado Garrillo al lugar (aún no se sabe cómo supo con exactitud el paradero de la unidad) asegurando que se lo habían robado.

El asunto es que si bien hay consenso de una buena parte de los legisladores para el cambio, hay otros que parecieran servir de tapaderas.

O cómo explicar que el propio coordinador de la fracción mayoritaria, el morenista Ramiro Vivanco, no se haya pronunciado al respecto aún cuando la mayoría de sus correligionarios están francamente molestos con el actuar del presidente de la JCCP.