Sacudida
20 de octubre - 2020

Por Fernando Tamayo

Es la que recibió el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no sólo en el caso de la derrota de MORENA en Hidalgo y Coahuila, sino por la detención del General en retiro Salvador Cienfuegos por autoridades Americanas quienes llevaban a cabo una investigación en contra del Ex Secretario de la Defensa Nacional a espaldas de la autoproclamada “Cuarta Transformación”.

Y es que sin duda alguna la semana que antecede puede ser considerada, hasta el día de hoy, como una de las más negativas en el periodo de gobierno de la 4T. Las imputaciones realizadas a Cienfuegos tienen varias aristas y constituyen un golpe letal a las entrañas de las Fuerzas Armadas en un marco donde el actual Presidente les ha otorgado un papel protagónico en la Gobernanza de este país.

AMLO no solamente está preocupado por qué nuestro vecino del norte tiene elementos suficientes para capturar, al que hasta este momento, es el personaje de más alto nivel en la administración pública enjuiciado por nexos con el narcotráfico, sino que la influencia del General Cienfuegos sigue vigente al interior de la milicia mexicana. Pero lo que antecede no es lo más lamentable, sino que tira por la borda el discurso de la cooperación colateral y del combate frontal a la corrupción, una de las banderas más rentables de este Nuevo Régimen.

Al efecto las preguntas son claras. ¿Qué pasará con los más altos rangos militares en México ligados a Cienfuegos en caso de que a éste se le comprueben los cargos que se le imputan?, ¿Qué realizará el Presidente con aquellos cuyo vínculo con Cienfuegos está lo suficientemente comprobado?, ¿Dónde quedo esa relación fraternal y de respeto entre EE.UU. y México?

Las respuestas nos las dará el tiempo, lo cierto es que la operación “El padrino” cayó como balde de agua fría en un Gobierno que al día de hoy no se explica cómo no fue informado de la  investigación a Cienfuegos. La realidad es que hoy la 4T sufre tras verse endeble en el discurso diario frente a las realidades por las que atraviesa nuestro país y la relación bilateral. El golpe fue claro y aún falta mucho por conocerse. Al tiempo.          

Desde la barrera

Si lo anterior no fuera suficiente, los datos preliminares en las elecciones extraordinarias de Hidalgo y Coahuila evidencian que el PRI está más vivo que nunca y que en política a nadie, mucho menos al tricolor, se le puede dar por muerto. Los focos rojos se han prendido no solo en MORENA a nivel nacional sino entre aquellos tlaxcaltecas que hoy ven en el partido del Presidente la oportunidad ideal para llegar en automático a un cargo de elección popular. Nadie debe olvidar que Andrés Manuel no es MORENA y MORENA no es AMLO.  

www.miradasdetalante.blogspot.com

fernandotmy@gmail.com

twitter.com/fernandotmy

Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx.