EJEMPLO
14 de octubre - 2020

Por Edgardo Cabrera

El lunes lo anticipé en este espacio y este martes se cumplió, Efraín Flores renunció a la Coordinación General de Ecología porque tiene aspiraciones políticas de cara al 2021, quiere ser presidente municipal de Chiautempan.

El también integrante de la cúpula del Partido Verde Ecologista en Tlaxcala pone el ejemplo a los funcionarios municipales, estatales y federales que añoran estar en las boletas electorales del próximo año.

Recordemos que por “moralidad” y “decencia”, el presidente Andrés Manuel López Obrador “conminó” a los empleados de su gobierno a separarse del cargo a más tardar en octubre, si es que pretenden competir en las elecciones, “invitación” que hizo extensiva a los gobiernos estatales y municipales para que hagan lo mismo.

El argumento del mandatario es sólido. No es correcto el uso de recursos públicos ni de los puestos para promoverse, ello pone en desventaja a sus adversarios.

Sin embargo, llama la atención que dentro del gobierno federal siga corriendo el tiempo y nadie renuncie, recordemos que inicialmente AMLO había hecho esa misma petición fijando como plazo septiembre.

De ahí que la salida de Efraín obliga al resto de los suspirantes que ocupan puestos en gobiernos a hacer lo mismo, de lo contrario, evidenciarán su enorme ambición y deseo por seguir sirviéndose de los recursos públicos, hasta el último minuto del plazo marcado por ley, para promoverse y salir a la contienda con ventaja.

DETRÁS DE LAS ENAGUAS  

Una vez más quien jugosamente cobra como defensor de los derechos humanos de los tlaxcaltecas se escondió detrás de las trabajadoras y trabajadores del organismo para que sacaran cara por él.

Este martes consintió el desvío de recursos públicos y materiales para que acudieran al congreso del estado a protestar en contra del diputado morenista Víctor Castro López, quien la semana pasada pidió a sus pares citarlo a comparecer y removerlo del puesto.

Las trabajadoras, trabajadores y funcionarios, abandonaron las visitadurías en los municipios, también sus escritorios en las oficinas estatales, no solo eso, utilizaron el área de comunicación social para “invitar” a los medios de comunicación a cubrir la singular protesta.

Y llama la atención la “defensa” que hacen de su jefe, es la segunda ocasión que las utiliza, recordemos que la primera vez fue cuando hubo una manifestación de feministas en demanda del freno a la violencia de género.

Ese mismo grupo de mujeres, que ahora se dijeron “indignadas” porque el diputado tildó a su jefe de parecer “padrote”, han callado ante los atropellos y agresiones en contra de su género, no se han ocupado de decenas de casos en las que juzgadores han dejado libres a violadores o tratantes, tampoco han dicho ni pío ante la violencia política de género que han sufrido otras más.

Evidentemente se trata de un acto hipócrita y manipulado por quien debería estar realmente ocupado en su trabajo, es la hora que no ha desahogado decenas de quejas que han llegado, tampoco ha emitido recomendaciones y menos ha hecho trabajo o estudios de la situación de los grupos vulnerables en Tlaxcala.  

En el terreno de lo legal, el abandono de trabajo debe ser sancionado por lo que el Órgano de Fiscalización Superior tendría que revisar en la cuenta pública correspondiente a octubre si existen las respectivas actas administrativas en contra del personal.