Persiguiendo al Litro
1 de octubre - 2020

Por Mauricio Hernández Olaiz

Por todos lados se comenta la exhibida que recibió el panista, ex presidente municipal de Tlaxco Jorge Rivera Sosa, en la mañanera de AMLO al ser evidenciada su gasolinera como una que no vende litros de a litro. Seguramente ya se saben la historia.

Sn duda es interesante el mecanismo con el cuál el presidente, bajo el amparo de su compromiso con los consumidores, arremete en contra de las estaciones de políticos de partidos opositores, pero… ¿por qué no lo hace con las estaciones de políticos afines que trabajan en su gobierno?

Digo, para todos es sabido que una gasolinera que no vende, pero ni de cerca el litro, es la ubicada en la llamada virgen frente al monumento al indómito Tlahuicole. Denuncias ha recibido ante la PROFECO por carretadas, pero no la he visto exhibida en la mañanera. Seguramente usted ya sabe de quién es esta estación. ¿O no?

Un ejercicio que se hace cada vez más común en la 4T.  A los adversarios opositores que comienzan a ser un dolor de cabeza se les aparece, como arte de magia, la Unidad de inteligencia financiera o el mismísimo SAT, para que aventar y amedrentar  con la Guardia nacional (que también lo hacen), si se puede desplumar a un pollo donde más le duele.

No me malentienda, no defiendo ni a Rivera ni a su estación, de hecho, al no entregar litros de a litro está incurriendo en un delito federal, deberían llevarlo preso, pero la 4T se conforma con solo exhibirlos.

Pero mientas el bonito ejercicio de exhibición y denostación continúa todos los días en el espacio propagandístico más grande del planeta, por detrás de los foros de la mañanera guardan silencio de algo mucho peor que robarles unos litros a los consumidores, y es aquel que le roba millones de litros a la nación.

Al inicio de su malograda gestión, López Obrador, arremetió con furia en contra de los huachicoleros, generando caos y desabasto para luego erigirse como el victorioso paladín que enfrentó a los criminales del combustible, luego de eso largo silencio.

El pasado 6 de junio el presidente aseguró, como siempre lo hace, que el robo de combustible, el famoso Huachicoleo está prácticamente acabado, gracias a su sagaz estrategia. Pero como siempre la realidad supera a la ficción, un documento de la propia empresa del estado, obtenido vía transparencia, demuestra como las tomas clandestinas a ductos de la petrolera y el robo a pipas se han duplicado en lo que va del sexenio.

Solo en agosto de 2020 se reportaron 934 nuevas tomas ilegales, el número más alto en lo que va del gobierno de la transformación, además se reportaron 113 asaltos a pipas. Estos delitos le han costado a PEMEX la pérdida de un millón 162 mil litros de combustible, solo el pasado mes de agosto.

Pero en la mañanera el robo de combustible ya no es parte de la agenda, ese tema ya cumplió su objetivo, pero claramente es un problema que está lejos, muy lejos de ser resuelto. Peor aún ya comienza a reflejarse otra vez en las apremiadas finanzas de la petrolera nacional, que por todos lados hace agua.

Pero mientras tanto, pasemos un buen rato mejor exhibiendo a las gasolineras en la mañanera, para el actual gobierno es más fácil perseguir al litro que a los litros. Re insisto, no es que no esté bien poner a esos hampones en su lugar, pero problemas mucho más graves se obvian todos los días en la vecindad de AMLO.

¿RENUNCIA LA LORE?

Con poco asombro y si mucha gracia me encontré una nota en redes, proveniente de un portal denominado MX en la noticia, que yo honestamente no conocía, que con gran seguridad cabeceaba. “Se baja de la contienda a la gubernatura de #Tlaxcala Lorena Cuéllar al conocer investigación de la UIF en su contra”. http://mxenlanoticia.com/ultimas-noticias/se-baja-de-la-contienda-a-la-gubernatura-de-tlaxcala-lorena-cuellar-al-conocer-investigacion-de-la-uif-en-su-contra/

Claramente es una fake news, Lorena no se baja de la contienda por nada del mundo y pase lo que pase, así se acabe el mundo y encarcelen a su yerno y hasta sus hijas, pero sin embargo, es tan solo una respuesta sucia a su muy sucia estrategia. Si alguien se ha encargado de llenar las redes, y a los medios comprados o arrendados, con notas falsas, pues es precisamente Lorena Cuéllar. Tan solo una cucharadita de su propia amarga medicina.

@olaizmau

‘Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx.’