Color de hormiga
29 de septiembre - 2020

Por Fernando Tamayo

Mientras en el plano nacional las patadas de bajo de la mesa están con todo en la disputa por la dirigencia de MORENA, en Tlaxcala, la renovación de los líderes locales no es cosa menor.

Marco Antonio Castillo Hernandez, ex coordinador de asesores en el sexenio de Alfonso Sánchez Anaya y ligado en la actualidad a Ricardo Monreal se apersonó para reventar el proceso de renovación de la dirigencia morenista en Tlaxcala.

Se sabe que el martes pasado el actual dirigente nacional se reunión en la CDMX con varios suspirantes a la gubernatura del Estado, donde se acordó que el fin de semana se nombraría a un encargado de MORENA en Tlaxcala mientras se resuelve la contienda nacional.

Sin embargo quien fuera incorporado a los trabajos del legislador Monreal por el ex procurador Eduardo Medel irrumpió en dicha reunión y la reventó. La razón, generar divisionismo y con ello fortalecer la presencia de Ricardo Monreal en tierras tlaxcaltecas.

Así en MORENA parece haber dos grupos, que parecen tener claro el objetivo, la renovación de la gubernatura local. En este sentido las dudas parecen despejarse en el mes de octubre, dado que, el propio Presidente López Obrador ya señaló que aquellos funcionarios que busquen una posición de elección popular deben renunciar a su encargo a más tardar en el próximo mes. Ahí será cuando nos demos cuenta quien o quienes se jugarán su último cartucho con miras a despachar en Plaza de la Constitución número 3.

Lo cierto es que si las disputas entre morenistas crecen, la oposición, aunque ahora parece debilitada, podría tener una oportunidad frente a un partido político en el poder que no encuentra los mecanismos para la concertación y negociación políticas. Al tiempo.

Desde la barrera

Según ha trascendido existe más de uno que ya se ven encabezando las candidaturas de MORENA en la Entidad. Ya sea como aspirantes a alcaldías o diputaciones locales varios personajes aseguran que su nombre aparecerá en las boletas electorales el próximo año. Curioso resulta observarlos, cuando ni siquiera existe consenso a nivel nacional sobre en manos de quien recaerá la Presidencia del Partido del Presidente. Ilusos o muy confiados, lo cierto es que, del plato a la boca se cae la sopa.

‘Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Gentetlx.’