CRECIERON LOS ENANOS
4 de agosto - 2020

Por Edgardo Cabrera

En la carrera al 2021, un grupo marianista, operador político desde el año 2010 y muy cercano a Mariano González Aguirre, decidió cortarse el cordón umbilical.

Se tratan de los cachorros priístas que desde hace 10 años formaron parte importante de las gestiones sociales y políticas del marianismo en todo estado; tras no ser requeridos por el Menismo en la presente administración, y olvidados por su mentor, ahora andan por su cuenta.

Uno de ellos es Agustín Bretón quien mantiene acercamientos con Anabell Ávalos, recordemos, fue su particular en la Sedesol y culminó como subdelegado de desarrollo social.

Nos enteramos que ya está enfilado a la competencia por la presidencia municipal de Tlaxcala y aprovechando su relación con liderazgos del PRI, PAN, PRD y PS, intensificó su cabildeo en busca de apoyo político y económico para una eventual campaña.

A colación, el domingo corrió fuerte el trascendido de que el PAN le abrió sus puertas a la cofundadora de la empresa de transporte privado Pronto, Nydia Cano, sin embargo, parece que más tardó en filtrarse la propuesta unilateral de uno de los miembros del comité municipal, que en provocar un sigma interno y desmarcarse de quien también trabajara con Anabell Ávalos en Sedesol. 

No lo cuente en voz alta, pero parece que habrá cambios en la dirigencia y quienes ya tenían prometida una regiduría para el 2021 la perdieron, sino que le pregunten a don Meneses Carreto, el aún presidente del comité y quien, por cierto, tiene trabajando su uber tlaxcalteca.

YA SON CUATRO

En Morena sigue la revisión a la situación interna que vive dicho partido político, por lo que recientemente fueron convocados los suspirantes a la gubernatura para conocer su evaluación personal.

De esa reunión virtual con el dirigente nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, varias cosas llaman la atención, la primera, que no fueron tres los invitados, sino cuatro, subiendo así y de manera formal el número de tiradores.

A los tres conocidos: los senadores Ana Lilia Rivera y Joel Molina, y la súper delegada Lorena Cuéllar, se sumó la empresaria Dulce Silva.

También, nos cuentan, fue precisamente esta última quien emitió una crítica más ácida a la situación del partido en Tlaxcala, sobre todo al cuestionar el uso de programas federales para la promoción personal algo que, por cierto, desde el año pasado también denunció la senadora Rivera.

De lo dicho, de nueva cuenta se prendieron los focos rojos. Recordemos que en días anteriores también hubo malas noticias al conocer la evaluación ciudadana a los diputados locales de morena quienes se encuentran tristemente reprobados.

Tal pareciera que Morena perdió la brújula en la entidad, y no es para menos, luego que desde el año pasado los lorenistas fomentaran el ninguneo y el desconocimiento a la dirigencia que encabeza Joel Molina, y trataran de arrebatar la presidencia en un penoso proceso interno que terminó por fracasar ante el cochinero que se vivió.

¿COINCIDENCIA?  

A colación de Dulce Silva, el fin de semana sorprendió una reunión que sostuvo en Calpulalpan con el presidente de la CONCAMIN, Francisco Cervantes; el vicepresidente de CEMEX, Mauricio Doehner; y Luis Niño de Rivera, Presidente de la Asociación de Bancos de México, Tlaxcala.

Aunque pudiera interpretarse como un espaldarazo, la realidad es que evidencia que se encuentra en el radar de los pesos pesados del sector económico y financiero del país. 

Más allá de ser esposa de César Yáñez Centeno, encargado de la Coordinación General de Política y Gobierno del presidente de México, de cara al 2021 y la grave crisis que enfrentará el próximo gobierno, esas relaciones son puntos a favor de quienes suspiran a la gubernatura.