Congelan más de 45 cuentas a Cárdenas y Pequeño García por sospechas de lavado
31 de julio - 2020

MÉXICO, D.F., 02SEPTIEMBRE2012.- La Secretaría de Seguridad Pública Federal presentó a David Rosales Guzmán, alias ‘El Comandante Diablo´, presunto al líder del Cartel del Golfo en Monterrey. Rosales Guzmán es presunto encargado de combatir a Los Zetas en esa plaza. Entre los delitos que se le atribuyen: El homicidio de dos hombres, cuyos cuerpos fueron colgados sobre un puente peatonal en los límites de Monterrey y el municipio de San Nicolás de los Garza, el 8 de agosto. Se le acusa también del ataque al bar «Matehuala», en Monterrey el 14 de agosto, donde murieron 14 personas y tres resultaron heridas. Es también presunto responsable del asesinato de tres personas en el exterior del bar «Makiavelo» el mismo 8 de agosto, y de las agresiones a los bares «Azul Tequila», «Jarros 2» y «Eternidad», el 20 de agosto, en donde murió una mujer. Su captura se realizó en la colonia Independiente, en el municipio de Guadalupe, Nuevo Léon. FOTO: JUAN PABLO ZAMORA /CUARTOSCURO.COM

La UIF investiga el posible ocultamiento de millones de pesos por parte de los exmandos cuyo origen pudiera ser ilícito. En Estados Unidos ambos fueron acusados de colaborar con el Cártel de Sinaloa.

Fuente: ANIMAL POLÍTICO

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha procedido con el congelamiento de más de 45 cuentas bancarias relacionadas a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García, exaltos mandos de la desaparecida Policía Federal acusados en Estados Unidos de trabajar para el Cártel de Sinaloa.

Autoridades federales confirmaron a Animal Político que en el caso de Cárdenas Palomino se procedió con el congelamiento de 40 cuentas bancarias a su nombre en distintas instituciones, a los que se suman cinco cuentas bancarias de terceros vinculados con él.

El aseguramiento de estas cuentas y de sus saldos (cuyo monto no se ha precisado) ha sido progresivo a lo largo del año, en el marco de una investigación que la UIF inició en contra de Cárdenas por sospechas de lavado de dinero mediante triangulaciones y posibles empresas fachada.

Incluso, y como ya se había dado a conocer previamente, el seguimiento de dichas cuentas dio paso a una denuncia de la UIF ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el posible delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En el caso de Pequeño García, la UIF procedió con la solicitud del congelamiento de cuentas la noche de ayer, luego de que se diera a conocer una acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos en contra suya y de Cárdenas Palomino por supuestos nexos con el crimen organizado.

El número de cuentas congeladas en el caso de Pequeño no se ha confirmado debido a que apenas ayer fue solicitada dicha acción, pero se presume que también se trata de una cantidad importante.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, reiteró hoy en un mensaje en su cuenta de Twitter que su unidad trabaja desde hace varios meses una investigación en contra de exmandos de la Policía Federal encabezados por Genaro García Luna, quien también ya se encuentra denunciado ante FGR por posible lavado.

Animal Político publicó que tanto Cárdenas Palomino como Pequeño García ocuparon puestos clave en las estructuras policiales del país durante tres sexenios, y que a su cargo llegaron a estar los aparatos de inteligencia, prevención y seguridad de sitios estratégicos. En su momento fueron agentes condecorados en México, pero según Estados Unidos, colaboraron por años con el Cártel de Sinaloa para facilitar el ingreso de cocaína a dicho país.