Fracasa intentona de protesta del STACOBAT
1 de septiembre - 2017

Pequeño grupo de docentes pretendía tomar sede de la Dirección General

Por Alfredo González

Este viernes por la mañana, un reducido grupo de docentes adheridos al Sindicato de Trabajadores Académicos del Colegio de Bachilleres pretendía tomar las instalaciones de la Dirección General a manera de presión para exigir supuestos pagos adeudados.

Los inconformes, que no superaban siquiera la veintena de personas, se congregaron a las afueras del inmueble ubicado en la calle Miguel N. Lira de la capital desde temprana hora, donde con pancartas pedían respeto al contrato colectivo de su sindicato, el cual de paso, carece de toma de nota y por ende, representación gremial ante el colegio.

Entre sus demandas, aseguraron  que  hasta el momento, a varios de sus compañeros se les adeuda el pago de la quincena inmediata anterior.

Sin embargo, reconocieron que varios de estos habrían hecho y firmado un acuerdo para la obtención de plazas de tiempo completo en el subsistema, como parte de la reestructuración del mismo para reducir las plazas eventuales y abonar a la continuidad en aras de una mejor calidad educativa, por lo que dejaron vacantes de manera momentánea sus horas, razón por la cual no les fueron pagadas dichas horas.

Por lo que, a conveniencia de la situación, exigieron que la Dirección General les pague aún cuando las horas frente a grupo fueron cubiertas por interinatos.

Asimismo, como ya es costumbre, acusaron una asignación de horas y carga laboral a modo de la Dirección general, siendo que las horas asignadas al inicio del semestre no fueron del todo favorecedoras para agremiados del sindicato.

Tras permanecer algunas horas sin pena ni gloria, los docentes optaron por retirarse de manera sigilosa al no tener argumentos ni representación para reclamar por pagos de horas que no trabajaron, sumado a la ausencia de su dirigente gremial que ante la Junta Local de Conciliación y arbitraje se mantiene como un completo desconocido.