Nuevo Vocal Ejecutivo del INE ofrece estricta fiscalización en 2016
17 de noviembre - 2015

ine_tlax

Tlaxcala| Gerardo Orta.- La junta local del Instituto Nacional Electoral (INE) presentó formalmente a Juan Manuel Cristanto Campos como Vocal Ejecutivo, quien advirtió que uno de los objetivos primordiales de las funciones que asume, será la de incrementar los niveles de votación en la entidad y fiscalizar de manera adecuada a partidos políticos.

En rueda de prensa, Crisanto Campos adelantó que los temas de fiscalización serán los que concentren la atención del INE en las próximas elecciones, respetando las atribuciones que tenga el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), particularmente las que tengan que ver con actos anticipados de campaña.

Precisó que el INE revisará los gastos que se originen desde los candidatos y partidos políticos durante el proceso electoral, incluso desde la etapa de precampañas, “todo lo que no tenga que ver con fiscalización no lo vamos a revisar, el INE determinará si excedieron los topes de campaña”.

Precisó que aquellos temas de contenido serán asuntos que le correspondan al órgano electoral local, con base en los argumentos legales que rijan su actividad.

“El compromiso de la junta local es el de la legalidad con los principios rectores de la función electoral, que los actores políticos tengan certeza de que todos nuestros actos serán con los principios rectores de la función electoral, vamos a tratar de que así sea”, dijo.

Dijo que durante el proceso electoral que comenzará el próximo 4 de diciembre, habrá coordinación permanente con el ITE, respetando las atribuciones y autonomía de ambas instituciones, “la obligación es que las elecciones estatales sean un éxito y es responsabilidad de cada organismo”.

En lo que respecta a la difusión de la nueva distritación electoral, Crisanto Campos sostuvo que ya se iniciaron los trabajos en los 60 municipios para que se difundan las nuevas sedes a la ciudadanía.

Remarcó que el tema también será difundido entre las diversas delegaciones federales, partidos políticos y a través de banners de instituciones públicas, a fin de que la ciudadanía esté plenamente informada respecto a las nuevas sedes distritales.