A la Verónica: El milagro tomasista
3 de mayo - 2015

gerardo_toros

Lo que pasó ayer en la Monumental de Aguascalientes quizás puede representar una reivindicación de la fiesta de toros mexicana, con un torero español por cuyas venas corre sangre azteca.

Convertido en un milagro del toreo y de la vida, José Tomás provocó un fenómeno particular desde que se anunció su presencia en la Feria Nacional de San Marcos.

El sábado, más allá de las tres orejas que logró cortar, hizo la tarde suya gracias a su magia, su torería y personalísimo estilo para salirle a los toros.

Desde el paseíllo, José Tomás devolvió a los aficionados –en algunos casos–, los varios miles de pesos que pagaron por verle torear. Con los trastos todo le salió bien. ¿Qué tendrá este torero que a todos los toros les puede sacar faenas de antología?

Los hidrocálidos podrán estar felices, fueron testigos del milagro de la vida al gozar después de cinco años, a uno de sus hijos pródigos.

Mucho se criticó entre los círculos aficionados la falta de un brindis a los médicos mexicanos que le salvaron la vida aquella tarde del 24 de abril de 2010. Recordemos que hizo un brindis a los galenos en 2011 en su reaparición en Valencia, España.

Quizás tengan razón los aficionados, pero sólo él sabe por qué no lo hizo.

En las transmisiones por radio, los cronistas dieron fe de lo que ocurrió en la histórica tarde del 2 de mayo en la Monumental hidrocálida ¡un verdadero acontecimiento!

Ahí llegaron varios gobernadores, incluido el nuestro, Mariano González Zarur, que jamás se aparece en los festejos de su tierra, pero sí lo hizo en tierra ajena bajo invitación de su homólogo aguascalentense, Carlos Lozano de la Torre.

Después de la exitosa reaparición de José Tomas en la plaza de Aguascalientes, saltó la pregunta sobre la posible aparición del Principe, en la Temporada Grande de La Plaza México 2015-2016. Sería un gran fenómeno verlo torear en la plaza mayor del mundo.

Suspensión

El sábado pasado bajo un hermetismo total, la empresa denominada Fusión Artística anunció la cancelación del festejo programado para este sábado en Tlaxcala.

El firmante del escueto boletín informativo fue Raúl Alducin Reyes, quien anunció alrededor de las tres de la tarde del viernes 1 de mayo, que los días 1 y 2 del mismo mes se estaría reembolsando el dinero de las entradas. ¡Qué barbaridad!

¿Todas las personas que compraron los boletos habrán tenido oportunidad de recuperar su dinero? No lo creo.

Sobre la suspensión se manejaron dos excusas. Las condiciones climáticas, que eso nadie lo puede advertir, y la escasa venta de boletos. Me parece más lógica la segunda.

Para mala fortuna de la afición taurina de Tlaxcala, la presencia de carteles como el suspendido con toreros como el español Alejandro Talavente, Joselito Adame y Sergio Flores, sólo podremos verlos muy de vez en cuando.

Al pensar en traer a figuras de renombre, es necesario cotizar en dólares, si bien nos va, o hasta en euros.

El aforo de la plaza de toros Jorge Aguilar El Ranchero, nunca alcanzará, quizás, para solventar la contratación de un torero de máximo relumbrón.