Sostiene ASA que existe despojo de recursos en ejidos y comunidades
22 de abril - 2015

asa22

Aumentan las utilidades de las grandes corporaciones agroalimentarias y la economía del país se estanca, crecen la desigualdad, la dependencia alimentaria, la carestía de la vida, la pobreza y la malnutrición

Tlaxco| Alejandra Vázquez.- Con la contrarreforma energética que han aprobado los verdaderos enemigos de México, dijo Alfonso Sánchez Anaya, se establece una verdadera y peligrosa política de Estado para el despojo y la depredación de las tierras que están en manos de campesinos e indígenas en todo el país, dando paso a megaproyectos hidráulicos, eólicos, turísticos, comerciales e inmobiliarios, que solo benefician en sus ganancias a un pequeño grupo de grandes corporaciones multinacionales.

Agregó, el candidato de Morena a la diputación federal por el Distrito I, que basta revisar los rendimientos en la Bolsa Mexicana de Valores de estas multinacionales, para confirmar que existe una abierta violación de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de los pobladores rurales.

La actual administración, afirmó Sánchez Anaya, ha profundizado la criminalización de las luchas sociales contra los megaproyectos depredadores, permitiendo la vinculación perversa entre las empresas y el crimen organizado, elevando la persecución y asesinato de dirigentes sociales.

En contraste, es importante resaltar dijo el candidato de la izquierda, sí aumentan las utilidades de las grandes corporaciones agroalimentarias, pero la economía del país se estanca y crecen la desigualdad, la dependencia alimentaria, la carestía de la vida, la pobreza y la malnutrición.

Los de Morena, precisó Sánchez Anaya, “lucharemos en la Cámara de Diputados por la derogación de las llamadas reformas estructurales, principalmente la energética, y por el reconocimiento del campo y la actividad agropecuaria, forestal y pesquera como una actividad estratégica, de interés público y de orden social; defenderemos la propiedad social de la tierra, garantizada por la Constitución, y lucharemos contra la privatización de ejido y la comunidad”.

Finalmente, termino diciendo Sánchez Anaya, “en MORENA, reconocemos las labores del campo como actividades estratégicas; valoramos el potencial productivo de la agricultura en pequeña y mediana escala, con un modelo de agricultura rentable y sustentable, sin transgénicos y sin monopolios; promoveremos el derecho a una vida buena y el pleno respeto a la propiedad social de la tierra y a los derechos humanos y ciudadanos”.