El derecho a la vida de las niñas y niños: Un grave pendiente en la agenda del DIF
27 de febrero - 2015

Tlaxcala | Redacción.- En 14 de noviembre del 2014, la Comisión Estatal de Derecho Humanos en el Estado de Tlaxcala (CEDH) emitió Recomendación número 03/2014, derivada del expediente de Queja CEDHT/EVG/129/2012, por los hechos ocurridos el 23 de julio del 2012 en las instalaciones del Sistema Municipal para el  Desarrollo Integral para la Familia en Sanctorum de Lázaro Cárdenas, cuando la pequeña DULCE MARAHY CASTILLO GARCÍA, de apenas 5 años de edad, estando en un curso de verano convocado por la propia institución, perdiera la vida tras haberle caído encima una máquina de tortillería que se encontraba ubicada en la zona de juegos.

La CEDH recomendó al Licenciado Miguel Ángel Torres Cova, en su carácter de Presidente Municipal de Sanctórum, entre otros puntos, realizar disculpa pública a nombre de los ex servidores públicos municipales responsables, siendo éstos la C. VERENICE GARCÍA SALDIVAR y FRANK DAVID MARTÍNEZ TENOPALA, ex Directora y ex Secretario del DIF respectivamente, así como el C. ENRIQUE FLORES ORTEGA, ex Director Jurídico del Ayuntamiento; así también recomendó la instalación de una placa al interior del DIF Municipal que lleve grabado el nombre de la menor y que refiera la importancia de que en cada paso que den nuestros niños y niñas el Estado cuidará y velará por el cuidado y atención especiales que su condición de menor requieren, a fin de garantizar el Interés Superior de la Niñez.

La madre de la pequeña acaecida, la C. MARÍA DEL ROSARIO CASTILLO GARCÍA, ha sido convocada el día de hoy por la propia CEDH para presenciar la disculpa pública y la develación de la placa, con lo que se dan por cumplidas dos de las cinco recomendaciones dirigidas al Ayuntamiento.

Una recomendación más, aún pendiente de cumplirse pero que creemos fundamental para evitar que los hechos se repitan, es que en todas las actividades convocadas por las autoridades responsables que involucren menores de edad, como son los cursos de verano y actividades similares, deban estar plenamente diseñadas, reguladas, ejecutadas, vigiladas y evaluadas, siendo su deber velar por los derechos de la niñez y su Interés Superior.

Como puede advertirse, la Recomendación muestra la responsabilidad de servidores públicos por tan grave omisión y negligencia; también evidencia la carencia de los Ayuntamientos en políticas públicas dirigidas a la infancia. Una vez anotada su relevancia, es preciso señalar que lo recomendado por la CEDH no es suficiente, por lo cual ROSARIO ha acudido a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para inconformarse:[1] los servidores públicos señalados como responsables no son solamente quienes fungían como Directora y Secretario del DIF Municipal, sino el conjunto de autoridades que por atribución y obligación legal y constitucional deben garantizar la existencia de regulación, evaluación y seguimiento de los cursos de verano, así como la vigilancia y supervisión del buen funcionamiento del DIF, lo que también involucra al Ayuntamiento, Presidente Municipal y DIF Estatal, incluso DIF Nacional.

Además, aunque emite Recomendaciones a la Procuraduría General de Justicia del estado de Tlaxcala, ninguna tiende a restituir los derechos a la verdad, a la justicia y a una reparación integral del daño, ya que los hechos denunciados por ROSARIO no han sido investigados en su totalidad. Tal circunstancia ha dado lugar a que únicamente exista Sentencia en la Causa Penal 65/2013 por el delito de homicidio por culpa, hecho innegable aunque se ha dejado de lado la denuncia de otros delitos: abandono de personas, abuso de autoridad, violación de sellos y falsedad de declaración. Tal alegación está siendo revisada por el Tribunal Colegiado del Vigésimo Octavo Circuito que, de resolver favorable, ordenará al Ministerio Público –únicamente por lo que hace a estos delitos que continúan impunes- que integre debidamente la averiguación previa, desahogue las pruebas aportadas y, en su caso, consigne a autoridad judicial.

“Todo este camino ha sido duro de recorrer pues la justicia no es pronta ni expedita como nuestros gobernantes lo han hecho creer. Ya llevo 3 años en la lucha, en busca de verdad y de justicia, misma que me ha sido negada durante este tiempo aunque no he cesado en buscar pruebas y someterme al desahogo de otras. Como ciudadana y como madre, exijo que los Jueces y Tribunales que están destinados al servicio de la ciudadanía y de la justicia, cumplan con sus funciones oportunamente, de lo contrario sus resoluciones quedarán solo para hacer historia”. Sentencia finalmente ROSARIO.