Destrezas de litigación
29 de octubre - 2014

aquiahuatl

Por Mtro. José Antonio Aquiahuatl Sánchez*

Excelente semana, tenga amig@ lector, un placer que pueda compartir con Usted estas líneas, aprovechando los comentarios y publicaciones recientemente leídas sobre el tema de teoría del caso, les comparto mi posición desde el punto de vista de Andrés Baytelman A.

De entrada debo decir que el tema «teoría del caso» debe ser visto desde el punto de vista estratégico de litigación, mas no desde el punto de vista procesal, porque procesalmente en México seguiremos trabajando con la teoría del delito.

Por ello, escribe Baytelman,  la disciplina de litigación provee herramientas para aproximarse estratégicamente al juicio: le enseña a los alumnos cómo construir una “teoría del caso” adecuada; cómo examinar a los testigos propios, extraer de ellos la información que dicha teoría del caso requiere y fortalecer su credibilidad; cómo contraexaminar a los testigos de la contraparte y relevar los defectos de su testimonio; cómo examinar y contraexaminar peritos; cómo utilizar prueba material y documental; cómo utilizar el alegato de apertura y el alegato final y, en fin, cómo proveer al tribunal de un “punto de vista” desde el cual analizar toda la prueba. Lejos de engañar a los jueces, la aproximación estratégica al juicio los provee con más y mejor información, situándolos en una mejor posición para resolver el caso. 

La premisa metodológica, consiste en desplazar la imagen de capacitación como “instrucción” hacia la imagen de capacitación como “entrenamiento”. Consistente con esto, todo el curso está estructurado sobre la base de simulaciones. Este modelo de enseñanza, más que a la filosofía, se parece al fútbol: para aprender a jugar, hay que jugar. Y hay que jugar mucho. Por supuesto que un jugador de fútbol debe tener cierta información: debe conocer las reglas del juego, debe conocer a sus compañeros de equipo y sus capacidades, debe conocer las instrucciones del director técnico, los acuerdos estratégicos del equipo y las jugadas practicadas en los entrenamientos.

Es decir, La teoría del caso se va construyendo, desde diferentes momentos en la mente de los litigantes, a partir de una versión dada por la víctima o agraviado al ministerio público desde la noticia criminal y desde la primera entrevista con su cliente por la defensa respectivamente.

Por ello la imputación en la audiencia inicial, solo debe contener en un primer momento la versión de hechos delictuosos, con datos de prueba que sustenten solo eso, mas no la comprobación de la teoría del delito, es decir elementos del tipo penal y responsabilidad penal, ya que esto último será parte de otra etapa procesal.

La vinculación a proceso de investigación, habré la posibilidad de la investigación complementaria, que realizará el ministerio público y donde se allegara con la trilogía investigadora (mp, policías y peritos) de los datos de prueba que comprueben el delito y la plena responsabilidad del imputado, es decir el elemento probatorio de una teoría del caso y también la comprobación de la teoría del delito en todos sus elementos.

La acusación del ministerio público, abre etapa intermedia, concluye la investigación complementaria y por ende tiene en datos de investigación comprobado el delito con atenuantes y/o calificativas, que es parte de la comprobación de la teoría del delito y a su vez la propuesta Jurídica de la teoría del caso, también tiene comprobado los hechos que en un inicio fueron imputados, que sería la propuesta factica de la teoría del caso, y también tiene los datos, medios y evidencias de prueba para llevar a juicio, que sería el elemento probatorio de la teoría del caso. Aunado a que en esta etapa intermedia, es el momento procesal donde el ministerio público, puede reclasificar la figura delictiva por la que se haya vinculado el imputado, es decir se fija la litis penal, por la que se iría a un juicio oral y por la cual estaría obligado el ministerio público a comprobar en juicio.

Ahora bien jurídicamente y procesalmente, el debate deviene respecto a la teoría del delito, para discutir, debatir e impugnar, ilicitud, excluyentes, atenuantes, atipicidades y grados de participación, mas no sobre teoría del caso, porque insistimos este tema solo es de estrategia para aplicarlo en juicio oral.

Ya que si acudimos a un juicio oral, pondremos como estrategia de litigación en práctica una teoría del caso, como bien lo establece Baytelman desde el orden y la forma de examinar a los testigos propios y los de la contraparte, para extraer información de la más alta calidad, para fortalecer la credibilidad de mi versión del caso, como introducir la prueba material, como exponer en alegato de apertura mi teoría del caso como una promesa de lo que voy a comprobar en juicio y en alegato de clausura o cierre, exponer mi versión comprobada desde las pruebas analizadas a partir de mi versión estratégica, para lograr en ellos la persuasión para una posición inmejorable al momento de resolver mi caso.

Me despido de Usted, esperando que los comentarios sean de su utilidad, esperamos sus visitas y comentarios en nuestras páginas.

Facebook JOSÉ ANTONIO AQUIAHUATL SÁNCHEZ Y JUICIOS ORALES TLAXCALA.

TWITTER: @aquiahuatl_san

*Docente certificado por evaluación de la secretaría técnica para la implementación del sistema de justicia penal en México.