Sueño guajiro
29 de mayo - 2014

edgardogentetlx2

Quienes ya se sienten reelectos son los consejeros de la CEDH, pese a que han estado inmersos en escándalos. Por cierto, el ombudsman quiere certificar a escuelas como “libres de bullying”, el plan es ambicioso veremos la reacción de padres y profesores. Y la SCT debe intervenir de una buena vez ante la situación que priva por el excesivo precio de la caseta Texmelucan-El Molinito

Por Edgardo Cabrera

Tras las recientes propuestas de reforma a la Constitución local y a la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, nos dicen que quienes ya se sienten reelectos en sus cargos son los consejeros de ese organismo autónomo.

Sin embargo, la reelección de los actuales consejeros consultivos afectaría cualquier nuevo proyecto para este organismo autónomo, en virtud de que cuatro de los cuatro integrantes del Consejo Consultivo han estado inmersos en escándalos, señalamientos y cuestionamientos, por lo que no cuentan con probidad ni ética social para ser ratificados.

Recordemos: en mayo de 2012, los consejeros Alan Hernández Sánchez y Fernando George Zecua tuvieron que enfrentar pendientes con la justicia.

El primero fue aprehendido por elementos de la PGJE por los delitos de abuso de confianza y daño en las cosas; el segundo, fue denunciado por presuntos actos de abuso de autoridad, amenazas y supuesto tráfico de influencias, al actuar como parte defensora en un litigio y ostentarse como consejero de la CEDH.

No olvidemos que Hernández Sánchez permanece recluido en el Cereso de Tlaxcala porque enfrenta otro proceso promovido por la Sedesol, debido a que no comprobó la aplicación de un apoyo por 1.5 millones de pesos que recibió una organización civil que representaba.

En tanto que para Francisco Javier Santillán su verdadero interés se encuentra en la política y con la senadora Lorena Cuéllar, no olvidemos que hace un año se encontraba entre los candidateables a la alcaldía capitalina. De derechos humanos no recordamos nada relevante de él.

En lo que toca al consejero Juan Antonio Gutiérrez Morales, fue acusado de alterar el orden público por su inconformidad con los resultados de la jornada electoral local del 7 de julio de 2013, y también fue señalado de ostentarse como consejero de la CEDH en el litigio de casos que atiende como particular.

Contra el bullying

A colación de la CEDH ayer su titular, Francisco Mixcoatl anunció la puesta en marcha de una convocatoria para certificar a instituciones del nivel básico como “escuelas libres de bullying”.

El plan es ambicioso pero positivo ante la ola de violencia que se vive en las instituciones educativas, Tlaxcala no está exento y los casos se multiplican.

Por citar. En su edición del miércoles El Sol de Tlaxcala publicó una historia que puso al descubierto que un menor quedó incapacitado por la violencia que sufrió a manos de sus compañeros de aula.

Urgen acciones desde todos los ámbitos sociales, la CEDH dio un paso, ahora esperemos que directivos, profesores, padres y alumnos hagan lo propio.

Carísima 

El caso de la “autopista” San Martín Texmelucan-El Molinito debe revisarse a fondo. Se trata de la más cara de la República, gracias a que la empresa operadora aumenta su tarifa en forma discrecional.

Actualmente, cobra 56 pesos por automóvil, sin considerar que por cada eje aumenta el costo, y solamente estamos hablando de 20 kilómetros aproximadamente, que es lo que abarca este tramo de “autopista”, aunque en realidad, hasta 1991, se trataba de la federal San Martín Texmelucan-Tlaxcala-El Molinito, a la que le añadieron dos carriles para convertirla en la vía concesionada que hoy es.

Es así que esta vía de comunicación, que cobra como autopista, carece de una serie de elementos para garantizar la seguridad de los usuarios, y justificar así su –alto- costo, mismo que termina por ser cubierto por elemental necesidad, principalmente, por los automovilistas que quieren acceder al Arco Norte.

La SCT debe intervenir de una buena vez ante la situación que priva por el excesivo precio de caseta, pues sin duda es un elemento que merma la competitividad estatal.

También, la empresa operadora en turno debe clarificar los criterios bajo los cuales establece los montos de cobro, pues son elevados en proporción con otras autopistas concesionadas, con lo cual se deja de fomentar el desarrollo, en agravio del poniente tlaxcalteca.

A CUENTAS

La presidenta de la asociación civil “Alto al Secuestro”, Isabel Miranda de Wallace, puso en tela de juicio la actuación del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE).

Al denunciar -según difundieron este martes varios medios digitales nacionales- las fallas en la metodología para contabilizar los casos de secuestros en el país, advirtió que en los juzgados de nuestra entidad hay funcionarios en el Poder Judicial que han preliberado a secuestradores, razón por la que estimó necesario aplicar controles de confianza a los jueces.

A decir de Miranda de Wallace, se debe hacer justicia a las víctimas de este ilícito y no por meros formulismos permitir la libertad de los delincuentes, puesto que es un riesgo para la sociedad.

Y se refirió al caso particular de la juez de Ejecución de Sanciones, María Esther Juanita Munguía Herrera, quien presuntamente, «de manera inexplicable, está entregado liberaciones anticipadas a plagiarios antes de que cumplan la tercera parte de su pena.»

¿Qué tendrá que decir Munguía Herrera ante este señalamiento directo que afecta la imagen del Poder Judicial?

Sin duda,  el presidente del TSJE, Tito Cervantes, no puede dejar pasar por alto el asunto, ya que tras asumir la encomienda, ofreció velar por los intereses de la ciudadanía tlaxcalteca que está ávida de una mejor impartición de justicia.

Evidentemente, el titular del Poder Judicial lleva a cuestas el reto de devolverle credibilidad a esta soberanía, pues durante el periodo de su antecesor, Justino Hernández, tuvieron lugar decisiones polémicas, como la absolución de sentenciados por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, por parte de magistrados.

Conflicto pedigrí 

Pasó lo que tenía que pasar en Tlaltelulco. Las distracciones políticas de Miguel Ángel Polvo Rea le comienzan a costar bastante, ayer lo demostraron una vez más pobladores y delegados enardecidos con su alcalde que evidenció incompetencia para atender los reclamos sociales y le tuvieron que “echar la mano” en el gobierno estatal (de Tlaxcala y no de Puebla) para mediar.

En menos de una semana el edil pasó de la gloria del triunfo de Madero, al fracaso por su labor como presidente municipal no obstante que se siente tocado por San Rafa Moreno.

Ahora Polvo fue exhibido por despilfarrar los escasos recursos de Tlaltelulco en viajes, promoción personal, nómina, y viáticos; sumado al pago de aviadores, nepotismo, desabasto de agua potable, alumbrado público, seguridad pública, obras y opacidad que denunciaron la semana pasada en el Congreso.

Le documentaron que entre enero y febrero dilapidó 720 mil pesos en publicidad, 1.2 millones en pago a mecánicos, 400 mil en papelería, 100 mil en sellos y 200 mil para asesores, así como una serie de viajes hacía la frontera norte del país.

A lo anterior, se le suma la molestia porque nunca lo encuentran ya que andaba en plena operación política a favor de Gustavo Madero.

Las denuncias son graves y seguirán en aumento. Aunque lo trate de minimizar, hay más datos demoledores que pronto saldrán a relucir.

Aunque hay quienes lo idealizan y lo ven como virtual candidato en 2015, a este paso será su propio pueblo quien se encargue de enterrarle sus aspiraciones.

MOLESTIA

Mientras la Comisión de Finanzas y Fiscalización a cargo del perredista Salvador Méndez culpa y advierte sanciones contra los alcaldes incumplidos con sus cuentas públicas, se oculta el verdadero problema.

El atraso se debe en buena parte al Órgano de Fiscalización Superior que demoró en los procesos de entrega-recepción y no entregó en tiempo los equipos informáticos especializados para la fiscalización.

Para rematar, los pocos sistemas que envió presentaron fallas en el software por lo que resultaron inservibles para integrar las cuentas públicas.

Por ello la semana pasada alcaldes se reunieron con el auditor Crispín para reclamarle y exponerle su molestia.

De querer poner orden, los diputados que integran la Comisión de Finanzas deben revisar a fondo las fallas del OFS, no se puede seguir jugando a la fiscalización.

Una vez más queda demostrado que el método en Tlaxcala está obsoleto, es deficiente y con enorme responsabilidad para un solo sujeto, en este caso Crispín.

Inmaduro

El panista Roberto Zamora escondió la mano, culpó al priísta Marco Antonio Mena de la parálisis legislativa.

Pese a que fungió como presidente de la Mesa Directiva, y en sus manos tuvo la representación legal del Congreso, Zamora no asume su responsabilidad, se presume incólume y vende una falsa realidad.

Si bien Mena es quien encabeza la Junta de Coordinación y Concertación Política, no olvidemos que durante el primer periodo ordinario de sesiones el Pleno –que él presidia- se convirtió en un espectáculo de tres pistas, con malabaristas, trapecistas, magos, domadores y uno que otro payaso que hasta se dio el lujo de mancillar a la bandera.

Por eso preocupa que con descaro el panista declare a la Jornada de Oriente que la actual “será de las peores legislaturas”, y además se aventara la puntada de afirmar que “no quiero ser parte de ella, vengo con vergüenza a cobrar un centavo que el pueblo me da”.

Si tanta vergüenza le da, lo correcto sería que pidiera licencia y dejara el espacio a su suplente. Ipso facto debe renunciar a sus dietas, para evitar la pena de lesionar los intereses del pueblo.

Presuntos culpables 

A propósito, la acción de inconstitucionalidad que impulsan 12 diputados contra el nombramiento de la Comisión Permanente del primer receso de la actual legislatura es un nuevo capítulo de desencuentros en perjuicio de sus representados.

A lo anterior se suma que el PAN anunció que hará sus propios foros para la reforma electoral, y por si fuera poco la Comisión de Finanzas se niega a trabajar porque aduce falta de recursos económicos.

Por lo que seguiremos viendo en el Congreso las agendas personales y de grupo.

Más que deslindarse, del rezago legislativo todos son responsables: opositores y oficialistas, coordinadores, representantes de órganos y diputados de a pie. En lugar de reproches mutuos y de agendas propias deben ponerse a trabajar en conjunto.

GOLPES BAJOS

Muy poco les duró el gusto a los panistas de presumirse unidos, algo así como cuatro días. Luego de la toma de protesta de Gustavo Madero los golpes bajos se multiplicaron.

Entre los propios maderistas tlaxcaltecas comenzó la pugna por el control de la dirigencia estatal, las candidaturas a las diputaciones federales y la gubernatura.

La mayoría se presumen autores de la victoria de Madero en Tlaxcala y de haber aplastado a Ernesto Cordero en uno de los estados que creía “pan comido”.

Otros maderistas culpan de sus derrotas al fuego amigo, por ejemplo, nos dicen que los alcaldes Lilia Olvera y Pedro Tecuapacho, de Nanacamilpa y Teolocholco, respectivamente, andan que ni el sol los calienta ya que se les escapó de entre los dedos victorias contundentes en sus municipios.

Lo curioso es que no culpan de sus malos resultados a Adriana Dávila ni a Leonor Romero, menos a sus operadores. Personas allegadas a Olvera y al edil Tecuapacho nos dicen que su sospecha se centra en el otro grupo (el de Adolfo Escobar) que apoyó al hoy reelecto dirigente nacional.

Y no es la primera vez que existen diferencias entre los maderistas, recordemos que en marzo el alcalde de Teolocholco desconoció al presidente capitalino como coordinador estatal de la Asociación Nacional de Alcaldes, adujo que existió imposición en el cargo.

Ahora hay un nuevo capítulo entre las diferencias de los maderistas, ya que mientras Escobar pudo entregar excelentes cuentas a Gustavo Madero, Tecuapacho no pudo presumir el control pleno del panismo de su municipio, cosa similar ocurre con Lilia Olvera quien pese al puñado de militantes azules en Nanacamilpa no pudo contrarrestar el fuego amigo.

Con tales enconos se antoja complicado que el grupo se ponga de acuerdo para impulsar un candidato en común a la dirigencia por lo que veremos la lucha de fuerzas entre los ediles agrupados en torno a la figura de Aurora Aguilar y por el otro lado el panismo de cepa que representa Adolfo Escobar.

Comida del destape

Por cierto que el viernes Rafael Moreno Valle invitó a los alcaldes y operadores tlaxcaltecas maderistas a una comida para festejar el triunfo.

El encuentro se convirtió en un reiterado agradecimiento por “colaborar” para armar la exitosa estrategia de movilización.

La reunión, calificada por la mayoría como el destape del poblano a la Presidencia de la República, sirvió para refrendar lazos y compromisos de trabajo político rumbo al 2015, 2016 y 2018.

También quedó claro que aunque algunos quieren figurar no hay que buscarle mucho, son sólo tres quienes representan el liderazgo local de ese grupo: la diputada federal Aurora Aguilar, y los alcaldes de Huamantla, Alejandro Aguilar y el de Tlaxcala Adolfo Escobar.

De los acuerdos de entre ellos saldrán candidaturas federales y la dirigencia estatal, no hay más.

edgardocabrera_morales@hotmail.com

http://www.facebook.com/gentetlx

http://www.facebook.com/edgardocabreramorales

twitter @gentetlx