Entre molestias y al borde del plazo, aprueban Ley de Atención a Víctimas
2 de mayo - 2014

congreso100

Tlaxcala| Manuel Morales.- Entre quejas de los diputados Serafín Ortiz Ortiz y Evangelina Paredes, en sesión extraordinaria, este viernes 26 de 32 diputados locales aprobaron la creación de la Ley de Atención y Protección a Víctimas y Ofendidos del Delito para el Estado de Tlaxcala cuya norma fue armonizada con la Ley General de Víctimas del Delito.

Luego de leer 90 páginas que contienen doce capítulos y 98 artículos, los diputados aprobaron la nueva ley en acatamiento a la armonización de la norma federal aprobada por el Congreso de la Unión.

Con esta norma se pretende garantizar que en Tlaxcala las víctimas de delitos sean atendidos de forma integral y se les repare el daño por el victimario.

Durante la sesión, el diputado Serafín Ortiz, se pronunció porque fuera reservado el artículo sexto para su aprobación en lo particular, ya que a su consideración debería ser modificado el texto por un asunto de doctrinas, dijo en su intervención; en tanto que su correligionaria Evangelina Paredes se sumó a esta petición, pero el presidente de la mesa directiva, Roberto Zamora Gracia, no tomó en cuenta la propuesta realizada.

A la hora de la votación en lo general, fue avalada por unanimidad, mientras que en lo particular fue aprobada sólo por Serafín Ortiz y Evangelina Paredes con la reserva, pero al final no se discutió el asunto.

Respecto de la Ley, plantea que en un plazo de 70 días, una vez que entre en vigor, se instalará la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y Ofendidos; así como la designación de los titulares del Fondo para la Ayuda, Asistencia y Reparación de las Víctimas y Ofendidos.

Ese mismo plazo operará para la designación de los titulares y para crear un procedimiento de datos y registros de víctimas u ofendidos bajo el sistema denominado “Registro Estatal de Víctimas y Ofendidos”.

Dispone la coordinación y vinculación de las autoridades estatales encargadas de la protección de los derechos de las víctimas y los ofendidos.

También refiere que de la reparación integral del daño, comprenderá la restitución de bienes y derechos, el regreso a su lugar de residencia, reintegración del empleo, rehabilitación, compensación, satisfacción por medio de la revelación pública de la verdad y la disculpa pública, las garantías de no repetición entre otros elementos.

Esta Ley, detalla que las medidas de protección van en el sentido de salvaguardar la integridad y seguridad física, psicológica, patrimonial y familiar de las víctimas y ofendidos; mientras que las medidas de atención,  son la asistencia y apoyo necesarios para disminuir o eliminar el impacto ocasionado por la conducta delictiva, así como garantizar su incorporación a la vida social y económica del Estado.

Asimismo se define que una víctima es la “Persona física que directa o indirectamente ha sufrido daño o menoscabo de sus derechos producto de una violación de derechos humanos o de la comisión de un delito…” refiere la fracción 16 del artículo sexto.